BUENOS AIRES.- El exmilitar Reynaldo Bignone, último presidente de facto de Argentina (1982-1983) y condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, falleció este miércoles a los 90 años, según informaron medios locales.

Bignone, que murió en el Hospital Militar Central de Buenos Aires, donde se encontraba internado, le entregó en diciembre de 1983 el mando al primer jefe de Estado de la actual democracia, Raúl Alfonsín, después de que este ganase las elecciones realizadas dos meses antes tras siete años de sangrienta dictadura (1976-1983).

LEA TAMBIÉN: Presentan por séptima vez proyecto ley para despenalizar aborto en Argentina

Contra el dictador pesaban varias condenas perpetuas por delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen: robo de bebés, torturas, privaciones ilegales de la libertad y asociación ilícita eran algunos de los delitos que figuraban en su historial.

El debilitamiento del régimen que gobernaba desde 1976 llevó a Bignone a convocar a elecciones democráticas el 30 de octubre de 1983. Ganó el radical Raúl Alfonsín (1983-1989), quien asumió la presidencia el 10 de diciembre de ese año y puso fin a siete años de una sangrienta dictadura que dejó un saldo de cerca de 30.000 desaparecidos, según estimaciones de organismos de derechos humanos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas