CUBA.- A partir del 20 de octubre, las autoridades sanitarias nicaragüenses darán inicio a la aplicación de vacunas contra el COVID-19 de menores de 2 a 17 años de edad con dosis de Soberana y Abdala, fabricadas en Cuba, pese a que no ha sido aprobada su efectividad y tampoco cuenta con la certificación de la Organización Mundial de la Salud.

El fin de semana, Rosario Murillo anunció la aprobación “de emergencia” de las vacunas que hasta ahora no han sido avaladas por la Organización Mundial de la Salud. Una solicitud de las autoridades se encuentra en estudio.

Te puede interesar

Temores de los padres

Los temores crecen entre la población debido a que pocos países han aplicado las vacunas de la isla, dentro de ellos el régimen de Venezuela, Vietnam e Irán, sin embargo, solo Nicaragua, después de Cuba, sería el único en inocular a menores que tengan de 2 años en adelante.

“Yo no vacunaré a mis hijos. Al ser vacunados se han dado algunas reacciones en algunas personas. Pasó con mi esposa y la verdad me daría un poco más de temor porque no ha sido aprobada por la OMS”, comentó Jimmy Sandino, un padre de dos menores, originario de Managua, al ser consultado por la Voz de América.

Otros prefieren poner su confianza en las vacunas para menores, aduciendo la emergencia sanitaria, como es el caso de Abraham Rodríguez, un ciudadano quien tiene a su cargo al menos a cuatro de sus nietos.

“Cuando estamos en riesgo de muerte todo es bueno, y nosotros no esperamos que una persona o un gobierno vaya a ponerle algo negativo a la población, pero tiene que ser ordenado y accesible, pero sino nadie va a ir, eso téngalo por seguro”, dijo.

El régimen de Venezuela fue el primer país en Latinoamérica en comenzar a aplicar la vacuna contra el coronavirus fabricada en La Habana. La llegada del primer lote tuvo lugar a pocos días de que los cubanos presentaran los resultados de la tercera base de estudio de dos de sus vacunas.

Las críticas surgieron de inmediato de parte de la oposición y organizaciones médicas independientes, como la Asociación de Investigadores del Instituto Venezolano, que expresó su preocupación ante “productos de dudosa credibilidad científica”.

¿Qué se sabe de las vacunas?

Según Granma, el periódico oficial de Cuba, la vacuna Abdala, desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), supuestamente ha demostrado un 90% de efectividad en pacientes graves de COVID-19, aun contra la muy agresiva variante delta.

Cuba ha dicho que tanto para Soberana 02 como para Abdala se han servido de una tecnología conocida como "vacuna de subunidades", en la que se utilizan proteínas derivadas del virus conjugadas a otras proteínas portadoras para desencadenar una respuesta inmunitaria.

Los representantes del régimen cubano sugieren para la vacuna Abdala un esquema de inmunización de tres dosis, administradas en lapsos de 14 días.

Pero la efectividad de la misma esta en duda debido a que ningún organismo internacional ha avalado las vacunas cubanas.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.97%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.31%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.72%
61717 votos

Las Más Leídas