Embed

DIARIO DE CUBA

LA HABANA.- El Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) ha intentado aplacar el estado de opinión generado con la venta de pescado racionado en bodegas de la capital cubana, cuyo precio ha despertado las críticas de los consumidores.

En una nota que recogió la oficial Agencia Cubana de Noticias admite una "tensa situación económica" en el país que se "ha visto reflejada en inestabilidad de la producción industrial y agropecuaria y el desabastecimiento de productos alimenticios liberados, con incremento de la demanda".

Te puede interesar

Por tal razón —dijo— "adoptó medidas temporales para la distribución equitativa de los mismos, las cuales se han ido implementando de forma progresiva".

Añadió que se trata de "proteger a la población" y para ello, el organismo estatal "mantiene la distribución de productos normados a precios subsidiados y se adoptan medidas de regulación del mercado de los productos liberados, que no incluyen incrementos de precios de los productos con venta estatal".

"Las medidas que se adoptan tienen en cuenta la disponibilidad de productos con que contamos y sus características. Algunos productos con mayores disponibilidades en el mercado en CUP se regulan incorporándolos de forma controlada, con cantidades máximas definidas por personas o por núcleos familiares, en los establecimientos de la canasta familiar normada", recordó.

Sobre la comercialización del pescado en La Habana, insistió que "es un producto que se incluye dentro de la categoría venta liberada controlada", pero "no es un producto normado, por tanto su precio no es subsidiado".

Embed

Ratificó lo que las tablillas compartidas en las redes sociales han estado mostrando: "Las cantidades de pescados en la venta liberada controlada del producto se determinan por composición de núcleos, al precio de 20 CUP la libra. Se expende en la red de carnicerías donde se adquieren los productos normados y se anota en la libreta de control de abastecimientos, a núcleos vinculados al establecimiento".

Por núcleos la cantidad de pescados es la siguiente: de una a tres personas, un pescado; de cuatro a seis, dos pescados; siete y más, tres unidades.

Especificó que "la venta comenzó desde el 24 de mayo para los municipios de Regla, Guanabacoa, La Habana Vieja y Arroyo Naranjo; y el resto de los municipios de La Habana recibirán el producto de forma gradual".

"Actualmente solo se distribuye en la capital y sola una única vez. Una vez llegado a los puntos, la venta se efectúa durante 48 horas, luego de lo cual, de quedar existencias, se venden dos pescados por núcleo", agregó la nota.

Embed

Para muchos usuarios de redes sociales que por estos días han mostrado su indignación con la venta del jurel sigue siendo un sinsentido que los cubanos apenas puedan consumir pescado viviendo rodeados de mar.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas