domingo 15  de  enero 2023
DICTADURA

Para el régimen de Cuba subir el salario "sería populista"

"No se debe aspirar a resolver la situación incrementado los ingresos sin respaldo productivo", dijo el ministro de Economía del régimen en Cuba

LA HABANA.- El ministro de Economía y Planificación del régimen de Cuba, Alejandro Gil Fernández, dijo que una subida de salarios sería una medida populista que solo contribuiría a una mayor inflación. Lo afirmó en una intervención ante los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) donde dio los argumentos sobre "las causas y el comportamiento" del fenómeno en la Isla, así como las "alternativas" para frenarlo.

En palabras del encargado de Economía en la dictadura de Cuba, el problema de la inflación no es solamente un tema cubano, sino que viene de factores como la ralentización de la actividad productiva en el mundo, lo cual generó contracción de las ofertas, reseña el portal web Diario de Cuba

La cuestión es que en Cuba la subida de precios se une a la crisis crónica de desabastecimiento que padecen los cubanos y que se ha agudizado con el "ordenamiento monetario" que arrancó en enero de 2021.

Según el también viceprimer ministro de la dictadura, el régimen de Cuba ha estado inyectando liquidez sin respaldo productivo "para proteger a los trabajadores durante el enfrentamiento a la pandemia".

Gil Fernández se quejó de que la "inflación mundial incrementa los costos de combustibles, alimentos y otros productos de primera necesidad".

"Cerca de 10.000 contenedores tenemos hoy en diferentes partes del mundo que no hemos podido traer porque no hay navieras, otras que no quieren a causa del bloqueo, además de que el valor de los fletes se ha incrementado", dijo.

El vocero del régimen de Cuba argumentó que la inflación es un crecimiento generalizado y sostenido de los precios en un periodo determinado de tiempo, y añadió que en el caso de la Isla "servicios y productos como el combustible, la electricidad, la canasta familiar normada, el agua, entre otros, se mantienen estables desde inicios de año".

En esa fecha, ante las denuncias de los cubanos, el régimen tuvo que echar atrás algunas de estas tarifas, como la de electricidad, impuestas con la Tarea Ordenamiento.

Gil lamento que actualmente el fenómeno de la inflación en los precios "está presente en el mercado no estatal, en el estatal donde no existen precios topados y en los productos y servicios de oferta y demanda" y llamó a combatir "los precios especulativos, fundamentalmente en el sector informal".

El mercado negro está enraizado en la Isla por la precaria situación con los abastos. En los últimos tiempos se ha perfeccionado con la llegada de internet y las redes sociales. Con el fenómeno de la inflación los precios actualmente son escandalosos.

Gil Fernández dijo que la inflación en los precios se encontraba en el mes de enero en 44,1%, con un crecimiento sostenido hasta la fecha, alcanzando el 69,5% en noviembre, por encima del diseño en 9,5 puntos porcentuales (según el diseño debía llegar hasta el 60%).

Admitió que "esto sí está afectando la capacidad de compra del salario y de las pensiones" en Cuba.

Este indicador, dijo, terminará el año por encima del 70% de índice de inflación.

En tal sentido justificó que "incrementar salario llevaría a más inflación, sería una medida populista, y no se debe aspirar a resolver la situación incrementado los ingresos sin respaldo productivo".

"La solución que se debe defender es incrementar la oferta a través de la producción nacional, del trabajo más eficiente, a lo cual deben contribuir todos los actores económicos, incluidas las micro, pequeñas y medianas empresas, las cuales se concibieron también para ello", dijo.

Sin embargo, el mayor peso de la producción nacional sigue estando en las deficientes empresas estatales, incapaces de satisfacer las demandas y además con pérdidas.

Según el vocero del régimen, en 2022 uno de los objetivos del Plan de la Economía del régimen es avanzar hacia un proceso de estabilización macroeconómica en la recuperación del papel del peso cubano como centro del sistema financiero y en la racionalidad de los precios.

Dijo que se prevé un incremento de la circulación mercantil minorista, así como de los fondos destinados a la producción de medicamentos, con una cobertura del cuadro básico del 90%.

Gil presentó un reciente dato de la inflación del 6.900% como "una manipulación de un ejemplo que se puso en su momento para explicar cuál sería la devaluación del peso cubano si el sector estatal se encadenara con el no estatal a partir de algunos supuestos".

Sin embargo, el propio Granma informó el pasado 27 de octubre que "en el mercado informal de divisas hay una tasa de cambio de 1x70, lo que representa una inflación de 6.900%, e incide tanto en la inflación mayorista como en la minorista".

El medio del la dictadura citó al entonces jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, Marino Murillo Jorge, quien fue designado como presidente de TabaCuba tras el fracaso de la Tarea Ordenamiento.

FUENTE: Diario de Cuba

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar