CARACAS.- La Comisión de Energía y Petróleo del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, consideró este lunes que el anuncio del dictador, Nicolás Maduro, de la realización de un censo para el "uso racional" de la gasolina, obedece a una "política de racionamiento" que también servirá para el "control político".

"Creemos que eso obedece primero a una política de racionamiento de combustible que se va a llevar adelante, a un incremento de los precios y por supuesto siempre detrás de todo esto hay mecanismos de control político en el consumo de bienes y servicios", dijo a Efe el diputado Jorge Millán, miembro de la Comisión de Energía y Petróleo.

Según el parlamentario, el suministro de combustible se ha complicado luego de que la estadounidense ConocoPhillips embargara la refinería de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Curazao, pues, dijo, esta plataforma suplía de gasolina al país.

"La acción de Conoco complica también el suministro de combustible al embargar la refinería Isla en Curacao que suplía parte de combustible a Venezuela y el Gobierno no está en capacidad de seguir cubriendo este rubro así que se dispone a un aumento significativo, a un racionamiento importante", indicó.

El sábado, Maduro indicó que el país tenía que ir a un "uso racional" y "justo" de la gasolina y señaló que "toneladas" de combustible son desviadas al Caribe y a Colombia.

El gobernante, que insistió en que se va a aplicar una "nueva política energética" sin profundizar en detalles, pidió también a los dueños de vehículos en el país censarse a través del llamado "carnet de la patria", un instrumento por el que el régimen controla las ayudas sociales.

Ese mismo día, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que se encuentra discutiendo propuestas en materia económica y política a petición de Maduro, informó que debaten el aumento progresivo del precio de la gasolina o la internacionalización del mismo.

La comisión del Parlamento considera que un "incremento significativo" en el precio de la gasolina es algo que va repercutir en la capacidad de movilización de los venezolanos, en medio de la crisis del sector transporte, que hoy se encuentra paralizado en 90%, y ante los bajos salarios.

Entretanto, dirigentes opositores como Andrés Velásquez o el diputado Luis Stefanelli han expresado, a través de las redes sociales, su rechazo al anuncio de Maduro debido a que también lo consideran una medida para el control social y político.

Por su parte, los transportistas venezolanos evaluarán entre lunes y martes si se someterán a este censo, según informó el presidente de la Asociación de Transportes del oeste de Caracas, Hugo Ocando, a la emisora privada Unión Radio.

El transportista indicó que de manera previa consideran este censo como una "burla" y una medida del régimen para ganar tiempo en medio de la escasez de repuestos para vehículos y por la cual el 90% de las unidades de transporte público se encuentran paralizadas.

"¿Qué más censo nos van a hacer? ¿Dónde está el censo de la Misión Transporte?", dijo al referirse al programa social por el que el Gobierno prometió la entrega de repuestos ante la escasez y se quejó de que "todo el tiempo" haya un "control".

"Inclusive nos obligaron a sacar el carnet de la patria (...) si no teníamos el carnet de la patria no nos vendían insumos (materiales, repuestos) entonces tuvimos que sacarnos el carnet de la patria a juro (obligados)", dijo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas