CARACAS.- Por considerar que perpetró un “golpe de Estado” al conseguir que fuera suspendido el proceso de activación del referendo revocatorio presidencial, la Asamblea Nacional decidió abrirle un juicio político al presidente Nicolás Maduro y le exigió a los militares “no obedecer ni ejecutar ningún acto o decisión que sean contrarios a los principios constitucionales o menoscaben derechos fundamentales del pueblo de Venezuela”.

El Parlamento tomó esta decisión este domingo, durante una convulsa sesión extraordinaria convocada para analizar la situación creada luego de que siete tribunales penales regionales admitieran demandas del chavismo y paralizaran la segunda y definitiva fase para activar la jornada de recolección de firmas prevista para los 26, 27 y 28.

Te puede interesar

“Hoy venimos a decirle de manera oficial al pueblo de Venezuela y al mundo entero que en Venezuela se ha dado un golpe de Estado continuado”, soltó el diputado Julio Borges, jefe de la bancada opositora, quien anunció que entre las acciones que la oposición adelantará en los próximos días figura una denuncia ante la Corte Penal Internacional contra los jueces penales que “han pretendido arrebatarle a los venezolanos su derecho a expresarse” y contra cuatro de los cinco miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La designación de los miembros del organismo comicial y de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia también serán otras medidas que adoptará el Parlamento.

El Acuerdo para la restitución del orden constitucional en Venezuela, también contempla solicitar a la comunidad internacional la activación de todos los mecanismos que sean necesarios para garantizar los derechos del pueblo de Venezuela, en especial su derecho a la democracia.

Otros asuntos

Asimismo la mayoría opositora decidió que en la sesión ordinaria de este martes la Asamblea Nacional analizará “la situación constitucional de la Presidencia de la República”. ¿La razón? La presunta nacionalidad colombiana del presidente Maduro.

La legisladora opositora Dennis Fernández, informó que la AN ha realizado distintas gestiones para dilucidar la duda que pesa sobre la ciudadanía del mandatario, a quien declaró en desacato, pues no acudió a consignar las pruebas que le pidió el Parlamento en su momento para dirimir ese hecho.

Por su parte, la oficialista Tania Díaz leyó un documento emitido por la Registraduría de Colombia donde ese organismo asegura no tener ningún indicio que pruebe que el Jefe de Estado venezolano es colombiano y pide tener esto como “respuesta definitiva”.

Sin embargo, no solo el origen de Maduro será el tema que abordarán los legisladores en su próxima sesión, pues también su ausencia será debatida. El Presidente está desde el jueves realizando una gira por Asia y Medio Oriente y no solicitó permiso a los diputados, pese a que el numeral 17 del artículo 187 de la Constitución le ordena hacerlo si va a estar fuera del país por más de cinco días.

Para algunos parlamentarios con esta decisión el Jefe de Estado abandonó el cargo. Versión que fue rechazada por la bancada oficialista, la cual para sorpresa de propios y extraños acudió al acto. “El Presidente está en Arabia Saudita buscando la estabilidad de los precios del petróleo”, justificó el diputado Héctor Rodríguez.

Todo un show

El viernes al anunciar esta sesión, el presidente de la AN, diputado Henry Ramos Allup, recomendó comprar “refrescos y cotufas” por lo interesante que iba a estar y no defraudó, porque hasta un intento de asalto se registró. Pasada la 1:30 de la tarde, un grupo de chavistas con banderas y altavoces lograron superar las verjas de hierro forjado del Palacio Federal Legislativo y llegaron hasta el hemiciclo, sin que los agentes de la Guardia Nacional (policía militarizada) que custodian el recinto hicieran nada para impedirlo.

parlamento-venezuela-efe.jpg
La interrupción de los simpatizates del oficialismo en la sesión de la Asamblea Nacional no impidió que el Parlamento adoptara un acuerdo para la restitución del orden constitucional en Venezuela.
La interrupción de los simpatizates del oficialismo en la sesión de la Asamblea Nacional no impidió que el Parlamento adoptara un acuerdo para la restitución del orden constitucional en Venezuela.

El incidente forzó a interrumpir el acalorado debate durante unos 45 minutos, pero ningún diputado opositor se retiró. Tras un forcejo algunos miembros de la bancada oficialista y hasta la intercesión del alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, los ocupantes se retiraron y el debate continuó.

Por último, Ramos Allup hizo un llamado a la sindéresis y pidió al chavismo rectificar. “Ojalá podamos dirimir nuestras diferencias en paz (…). O vemos como arreglamos las cosas o vamos a terminar matándonos, creo en el diálogo y la conversación, pero tenemos que ver qué hacemos porque vamos muy mal, va muy mal el país”.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.91%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.81%
65908 votos

Las Más Leídas