jueves 11  de  abril 2024
Cuba

Periodistas independientes rechazan censura del régimen cubano

El régimen de Cuba prohibió la profesión del periodismo como actividad privada en una lista que incluye otras 123 actividades vetadas

Un grupo de periodistas independientes realiza una protesta en las redes sociales por la reciente prohibición del régimen de Cuba del ejercicio del periodismo por cuenta propia y otras profesiones relacionadas con la información y las comunicaciones en la Isla. Las autoridades publicaron este miércoles las 124 actividades prohibidas de forma total o parcial para el sector privado.

"Están cerrando los muros. Esto se llama asfixia. Nos están diciendo: recoge y vete. ¿Cómo vive hoy un editor freelance? ¿o un periodista? ¿o un escritor? Esto se llama injusticia, y está redactada y aprobada por manos indolentes. Este país está muriendo", dijo Noel Alonso Ginoris en Facebook, según recoge el Diario de Cuba.

Alonso se siente doblemente afectado por la prohibición "de las actividades de periodistas" y de editor. El Clasificador Nacional de Actividades Económicas (CNAE) incluyó el periodismo en la sección dedicada a las actividades artísticas, de entretenimiento y recreativas, pese a tener una de información y comunicaciones.

"Y seguiré haciendo periodismo independiente... cuando empecé estaba prohibido... ahora está prohibido... mañana parece que estará más prohibido... lo único que no cambia es mi resolución de informar, contar y reportar. No me fui, no me voy, no me iré", afirmó en Twitter la directora del medio independiente 14ymedio, Yoani Sánchez.

"A partir de ahora comenzará lo que temíamos: la represión en masa de quienes lo ejercemos. La prensa en Cuba cada día amanece más amordazada. Estamos a las puertas de otra Primavera Negra, donde fueron encarcelados periodistas tras juicios sumarios", dijo la periodista y escritora María Matienzo en Twitter.

Embed

Matienzo agregó que "dictar leyes que violen la libertad de expresión no implica que sea legal. Reprimir, encarcelar, hostigar a periodistas es un crimen de lesa humanidad".

El periodista independiente Jancel Moreno dijo en Facebook que "no es nuevo, solo que ahora queda bien claro. Se prohíbe el ejercicio del periodismo de forma independiente, y no necesariamente a un medio 'opositor'. Por ejemplo, usted tiene una idea para una revista de moda, música, comida. Todo eso queda prohibido".

Por su parte, el reportero Héctor Luis Valdés Cocho afirmó que "el desgobierno cubano penaliza la libertad de expresión" y no respeta el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".

"Nunca me he sentido más libre como cuando comencé a ejercer mi derecho ciudadano a expresarme, nunca me he sentido tan útil hasta que comencé a informar la realidad y sin censura que vive mi país. Cuba, con esta esperada prohibición de la prensa independiente, pretende lo que desde hace meses esperamos, otra Primavera Negra", dijo en Facebook.

El reportero de DIARIO DE CUBA Jorge Amado Robert Vera opinó que "la prohibición por parte del Estado Cubano del derecho a informar y recibir información contradice el Artículo 54 de la propia Constitución. Por tal motivo esta prohibición carece de legitimidad". El Artículo 54 recoge que "el Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión".

No solo prohíben a los periodistas "por cuenta propia".

El régimen cubano advirtió que puede ser modificado el listado de las 124 actividades prohibidas para el sector privado. En el ámbito de la información establecen también otra serie de limitaciones como "la impresión de periódicos, revistas, tabloides, libros, mapas, atlas, sellos de correos, timbres fiscales, documentos de títulos, cheques y otros documentos de garantía, incluye cuños, gomígrafos y papel moneda y cualquier otro impreso que atente contra lo dispuesto en la Constitución de la República de Cuba y en la legislación vigente".

La edición y maquetación de "libros, directorios y listas de correos, periódicos, tabloides y revistas" quedó prohibida "en cualquier formato o soporte". También están prohibidas las "actividades de agencias de noticias", las transmisiones de radio y televisión, así como "la producción audiovisual y cinematográfica, actividades de grabación de sonido y edición de música, excepto la operación y/o arrendamiento de equipamiento para la producción artística, agente de selección de elenco (casting) y auxiliar de producción artística".

Las autoridades cubanas prohibieron "la exhibición de películas cinematográficas y cintas de vídeo", "las actividades de programación cultural de la música, las artes escénicas, el libro, las artes plásticas, el cine, el patrimonio cultural y el trabajo comunitario" e incluso las relacionadas con las telecomunicaciones tanto "alámbricas, inalámbricas como el servicio de móvil troncalizado y por satélite".

Los periodistas no son los únicos que no pueden ejercer por cuenta propia. Tampoco pueden otros profesionales como los abogados y contables, salvo "la teneduría de libros"; los arquitectos e ingenieros y "otras actividades profesionales científicas y técnicas, con excepción de los traductores de documentos y traductores e intérprete certificado, actividades de diseño y fotografía".

La dictadura también limita "la investigación científica y el desarrollo" en el sector privado.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar