LA HABANA.- La plataforma #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres sumó otros casos de médicos cubanos que rompieron contratos con el régimen cubano y se quedaron en terceros países y aparecieron en listas de electores en el recién celebrado referendo constitucional cubano. Así lo reseñó el portal web Diario De Cuba .

"A la denuncia de Yaquelín Jiménez se sumaron otras como la de 'Anthony'. Ambos abandonaron sus contratos hace más de dos años. También el hijo de Anidys (Carrandi), quien jamás ha regresado a Cuba desde que saliera en 2015 y cuya residencia fue revocada en 2017, estaba en la lista de votantes este 24 de febrero", denunció el grupo en una nueva entrada publicada en el blog oficial.

Te puede interesar

"Mi hijo llegó a Brasil en 2015 y nunca regresó a la Isla, también tenía una boleta con el nombre de él", comentó Carrandi en la página de Facebook de la plataforma.

"Para #NoSomosDesertores y nuestros familiares en Cuba el referéndum constitucional que recién tuvo lugar en Cuba ha dibujado el Sí como la mueca en la que se consagra la burla a nuestros derechos ciudadanos", declaró el grupo.

"Desde un inicio participamos, de todas las formas posibles, en la denuncia de un texto que no porque le llamen 'constitucional' deja de ser 'lineamientos' del Partido Comunista de Cuba (PCC) para el pueblo de Cuba", precisaron los médicos cubanos.

"Muchos de nuestros familiares expresaron su disconformidad con el artículo 4 (traición a la patria) en el proceso de recogida de opiniones que precedió a la versión final del texto. Muchos de nosotros lo hicimos a través de las planillas online habilitadas por el MINREX en su sitio Nación y Emigración, y directamente a las autoridades cubanas, ya fuera en las redes sociales como personalmente, según las posibilidades de cada cual. A nuestro reclamo se sumaron otros cubanos que también vieron los peligros de dicho artículo. Todos fuimos ignorados, a pesar de que nuestra denuncia era y es de interés nacional", lamentaron.

Por tales razones, señalaron en su declaración, varios de sus familiares se negaron a votar o votaron No "por un texto que norma jurídicamente la intolerancia de Estado y llama 'traición' nadie sabe exactamente a qué".

Pone el ejemplo de Eyismara Cuña, madre de médicos cubanos que abandonaron sus contratos estatales en el extranjero y "hoy tienen prohibida la entrada a Cuba y el disfrute de su familia".

"Eyismara es la albacea de los más preciados bienes de estos doctores cubanos: sus hijos menores de edad. A ellos el Gobierno cubano también viola sus derechos en tanto les prohíbe ver a sus padres", explicó el grupo.

"Aun así, y en franca burla a la difícil situación por la que atraviesa esta abuela, le colgaron un cartel de 'Yo voto Sí' en el balcón de su casa que ella rasgó con sus propias manos. Miserias humanas que solo se ven en Cuba", añadió la plataforma.

Más adelante, los médicos cubanos "libres", recordaron que "a alguien del colegio electoral de Yaquelín le pareció gracioso que falsificaran su firma en el registro de asistencia y, obviamente, su voto".

"No es de extrañar. La risa y la burla han devenido en mecanismos de defensas ante el absurdo, el miedo y la falta total de civismo en Cuba. El fraude es un patrón de conducta y en un rasgo genético en el ADN de una nación dividida que se cae a pedazos, y que ríe por no llorar", concluyeron.

—'Soy la evidencia': Una profesional de la salud cubana que terminó una misión del Gobierno cubano en Ecuador, pero decidió no regresar a la Isla y permanecer en el país, denunció a través de la plataforma #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres que su nombre apareció el domingo en un colegio electoral en Sancti Spíritus en el registro de los que ejercieron su voto en referendo constitucional.

"Que nadie me diga que no es cierto, ni he sido instrumentada, soy la evidencia en persona (de las irregularidades en el proceso electoral)", escribió Yaquelin Jiménez.

"El domingo alrededor de las 5:00PM mi hija fue a ejercer su derecho al voto en un colegio electoral de la zona monumento del municipio de Trinidad, provincia Sancti Spíritus, se sorprendió mucho al ver mi nombre en el listado ya firmado", contó.

Según el testimonio de la hija, "al reclamar, la respuesta fue un: 'NO COJAS LUCHA' acompañado de sonrisas", añadió.

La cubana recordó que esto sucede después de que en el aeropuerto de La Habana se le negara la entrada al país.

"(…) A pesar poseer toda la documentación por haber terminado la misión en Ecuador, soy considerada desertora por no regresar con el resto de la brigada médica", concluyó.

—Falta de transparencia': La jornada del referendo constitucional del pasado domingo 24 de febrero estuvo marcada por "la falta de transparencia y la violencia verbal y física contra los miembros de la sociedad civil y la oposición de parte de las fuerzas represivas y en muchos casos también de las autoridades electorales", como han denunciado varios actores involucrados.

Miembros de Observadores de Derechos Electorales (ODE) y la Asociación Cubana de Observación Electoral (ACOE) denunciaron el uso de lápiz y no tinta para marcar las boletas, obstáculos a opositores y ciudadanos críticos para ejercer el derecho a votar, falta de privacidad para el sufragio de personas que no pudieron acudir a los colegios, y conteos fuera de dichos colegios, entre otros problemas.

A la vez que desataba una abrumadora campaña en defensa del Sí, el régimen reprimió e impidió cualquier voz que promoviera el No o el no ir a votar.

Por otra parte, numerosas voces dentro y fuera de la Isla han visto una señal de "fraude" en la inédita demora de la Comisión Electoral Nacional para dar a conocer los resultados del referendo.

El proyecto de nueva Constitución de la República de Cuba, que sustituye a la vigente desde 1976, fue respaldado por el 86,8% de los votantes en el referendo celebrado este domingo, en el que la participación fue del 84,4%, según los datos preliminares anunciados este lunes casi 24 horas después de cerrados los colegios.

De las declaraciones de Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, encargada de anunciar estos resultados, se desprende que la funcionaria no sabía cuántos eran los votantes en Cuba.

"Ahora tenemos que comenzar todo un proceso de revisión", dijo de un escrutinio en el que intentarán explicar el aumento de casi 700.000 electores cubanos.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario