MIAMI.- La “Identidad Atlántica” en Occidente, con sus retos y riesgos frente al ecosistema digital en el contexto de las libertades cada vez más amenazadas en la región fue la temática que abordaron expresidentes, funcionarios de gobierno en ejercicio y académicos durante el VI Diálogo Presidencial de la Iniciativa Democrática de España y Las Américas, que se llevó a cabo en línea por segundo año consecutivo a raíz de la pandemia.

Aspectos como los procesos para enfrentar a las dictaduras en el continente, el andamiaje digital y las redes sociales, la necesidad de introducirle ajustes al sistema multilateral, la desinformación y el populismo en el marco de la revolución digital, entre otros, fueron analizados en los dos paneles del foro auspiciado por el Instituto Atlántico de Gobierno, el Miami Dade College y la Cátedra Mezerhane.

Te puede interesar

En el evento participaron el presidente de IDEA y editor de DIARIO LAS AMÉRICAS, Nelson J. Mezerhane G.; el secretario general de IDEA, Asdrúbal Aguiar; la vicepresidenta y canciller de Colombia, Martha Lucía Ramírez; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y los expresidentes José María Aznar (España), Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica), Jamil Mahuad (Ecuador), Jorge 'Tuto' Quiroga (Bolivia), Álvaro Uribe y Andrés Pastrana (Colombia), Mauricio Macri (Argentina), Luis Federico Franco (Paraguay) y Eduardo Frei (Chile).

El encuentro también contó con las exposiciones del profesor emérito de la Universidad Central de Venezuela (UCV) José Rafael Herrera y Enrique Bolaños, rector del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE). Como moderadoras de los dos paneles del foro estuvieron las periodistas Idania Chirinos y Maibort Petit.

Vacuna antidictatorial

Crear con urgencia una “vacuna antidictatorial”, que “al menos disminuya la presencia de ese virus en países de nuestra región”, propuso Mezerhane a los gobiernos y estamentos multinacionales, en sus palabras de bienvenida al foro.

“Hemos luchado durante siglos con muchos virus, hemos tenido guerras y se han logrado inventos formidables para dar soluciones a grandes problemas en la sociedad, sin embargo, el virus de la dictadura no se ha podido erradicar”, subrayó el presidente de IDEA.

Según su exposición, las dictaduras “surgen en un lado, surgen en otro” y —anotó— “se repite la constante de individuos que se alzan con el poder, maltratan a los ciudadanos, violan los derechos humanos y todos los principios fundamentales de la democracia”.

Citó como “casos cancerígenos” en el continente a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, pero alertó que “también tenemos otros países que están en una posición casi dictatorial, como Bolivia y otros que están practicando para ser unas dictaduras”.

Andamiaje digital

Aguiar puso el lente sobre el “ecosistema digital” y el “poder de las redes sociales” en ejercicios democráticos como las elecciones en el continente.

Para el prestigioso académico, las redes sociales han sido “determinantes” en los comicios que se han celebrado en Argentina, Ecuador, Estados Unidos y Perú, “o a propósito de las manifestaciones destructivas ocurridas en Chile, en Colombia y en Estados Unidos”.

Sostuvo que durante la pandemia y en la lucha por la libertad, “el andamiaje digital ha sido una tabla de salvación” frente a la “inacción del multilateralismo y los propios gobiernos”.

No obstante, dijo, “el valor del espacio o la geografía, que forjan raíces que les dan sentido de pertenencia a nuestras gentes, en la familia, en la localidad, y que dejan historia para que la vida humana no se extinga con la muerte, sufren hoy dentro del ecosistema digital también por su inmediatez y su lógica instantánea”.

Y acotó: “La cuestión es que los enemigos de la libertad, ante tal disyuntiva, predican hombres nuevos, ciudadanos digitales sin partida de nacimiento, seres sin memoria, avergonzados como en Occidente, de lo que hemos sido y de lo que somos como civilización judeocristiana de la libertad”.

Multilateralismo

Un llamado a propiciar “ajustes” que hagan “muchísimo más relevante y oportuno” el sistema multilateral de naciones “en su capacidad de intervenir”, realizó la canciller colombiana durante su intervención en el encuentro.

“Hay una crisis del sistema multilateral y, efectivamente, se siente una frustración porque el sistema mismo no está dando las respuestas que se esperaban de él”, afirmó Ramírez.

A lo que agregó: “No hay la eficacia, no tiene el impacto y, por lo tanto, hay que reconocer que, en este orden internacional, basado en reglas que se establecieron ya hace más de 70 años, hay que hacer ajustes que lo hagan muchísimo más relevante y muchísimo más oportuno en su capacidad de intervenir”.

El multilateralismo consiste en la cooperación entre países. Su institución más representativa a nivel global es la Organización de Naciones Unidas (ONU), mientras que en el ámbito regional se considera la de mayor renombre a la Organización de Estados Americanos (OEA).

En opinión de la vicepresidenta, “en este multilateralismo se necesita desarrollar unas herramientas que nos permitan utilizar toda la experiencia acumulada, que se ha hecho de fracasos, pero también de logros y aciertos, y se puede ir profundizando este sistema para tener realmente una mejor coordinación y capacidad de cooperación a nivel internacional”.

Según algunos expertos, el multilateralismo se convirtió en una necesidad en el mundo después de la Segunda Guerra Mundial, bajo la premisa de que los retos pueden ser globales y sus soluciones también deben serlo.

Para Ramírez, “no hay ningún Estado que pueda enfrentar desafíos en solitario”, lo que complementó tras asegurar que “hoy más que nunca necesitamos un multilateralismo mejor, un multilateralismo que es irreemplazable, pero que hay que renovarlo, potenciarlo y flexibilizarlo para que pueda atender temas estructurales de nuestra aldea global”.

Desinformación

Almagro planteó una “lucha frontal” contra la desinformación y las noticias falsas en las sociedades de valores democráticos en la clausura del VI Diálogo Presidencial.

De acuerdo con el titular de la OEA, “con la finalidad de preservar la libertad de expresión e información y los derechos políticos, las sociedades democráticas deben plantear una lucha frontal contra la desinformación y las noticias falsas, que generan sociedades desinformadas, distorsionan la opinión pública, fomentan la polarización y procuran fomentar la desestabilización política”.

Almagro, quien destacó la importancia de que el tema haya sido abordado en el marco de la cita anual del Grupo IDEA, conceptuó que las redes sociales ofrecen una serie de aspectos positivos, pero también sirven de vehículo —a su juicio— “para la proliferación de la desinformación, las noticias falsas y su viralización” en plataformas digitales.

Las noticias falsas o “fake news” causan preocupación entre organizaciones multinacionales y gobiernos que han realizado foros y otro tipo de actividades, en busca de una manera efectiva que permita ejercer ‘control’ sobre este fenómeno, sin que se afecte la libertad de prensa y de expresión.

Cifras compartidas por Almagro indican que el 53% de la población mundial es usuaria de redes sociales y en América Latina 654 millones de personas utilizan las plataformas del ciberespacio.

Tentación populista

Aznar expresó su preocupación por lo que denominó el “virus de la tentación autoritaria” y la “tentación populista”, en un mundo que cree “confuso y desordenado”, con esos fenómenos en “aumento” en “muchos países de América Latina”.

En opinión del expresidente del Gobierno español, es importante tener certeza de que la libertad “no está garantizada en la democracia” y que “hemos conseguido cosas que parecían impensables”, pero que “no las podemos destruir ni por nuestra inacción, ni por una revolución digital mal concebida”.

Al respecto, el estadista dijo que la revolución digital nació bien o mal del ingenio humano, sin embargo, “puede tener unos efectos catastróficos en su desarrollo y sobre todo en lo que pensamos sobre la idea de la libertad”.

“Los que hemos tenido el privilegio de vivir en algunas partes del mundo después de la Segunda Guerra Mundial, podemos tener la tentación de creer que el mundo siempre ha sido así. Y es que incluso nunca ha sido así. Ese es el problema”, comentó.

Aznar aseveró que sigue “teniendo mucha fe en la idea de la libertad”, lo que asume como “el motor que nos debe llegar a regir a todos”, y sentenció que “cuanto más confiemos en la libertad, más podremos servir a nuestros países y a nuestros ciudadanos con mayor acierto”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.9%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.28%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.82%
66215 votos

Las Más Leídas