MIAMI.- José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), está de regreso en su casa, aunque bajo prisión domiciliaria por cuatro años, tras haber sido encarcelado desde octubre de 2019. Su hermano, Luis Enrique Ferrer cree firmemente que tras la liberación del opositor pesaron motivos fundamentales: primero, la “fuerte presión internacional” y, segundo, el compromiso de sus “compañeros”, que “no claudicaron” frente a los sobornos que les ofreció el régimen cubano.

Luis Enrique Ferrer, representante de la UNPACU en el sur de la Florida, tiene la certeza de que “sin esa presión de la prensa, el Gobierno de Estados Unidos, el Parlamento Europeo y otras instituciones y personalidades del mundo”, José Daniel Ferrer hoy todavía estuviera encarcelado.

Te puede interesar

En declaraciones exclusivas para DIARIO LAS AMÉRICAS, el exprisionero político más joven del llamado “Grupo de los 75", arrestados durante la oleada represiva de abril de 2003 en Cuba, afirmó que también “el carácter y la decisión” de los otros tres activistas, que se encontraban junto a su hermano en la cárcel de Aguadores, en Santiago de Cuba, constituyó un “factor que influyó muchísimo” en el paso dado por el régimen.

Se trata de Fernando González, Roilán Zárraga y José Pupo, liberados al mismo tiempo con penas de prisión en casa, a quienes “ya la Seguridad del Estado les tenía preparada una declaración para inculpar a José Daniel” y, a cambio, “les ofrecieron darles casa, carro y dinero, pero nadie claudicó”, según afirmó en sus declaraciones el hermano del opositor.

José Daniel Ferrer es uno de los activistas más conocidos dentro y fuera de la isla, también arrestado durante la llamada Primavera Negra como parte del “Grupo de los 75”. Para su arresto en octubre pasado lo inculpaban de una presunta agresión a un antiguo miembro de su organización.

“Querían sacarlo de las calles”

Pero, además de esos dos motivos que habrían permitido la salida de prisión a Ferrer, su hermano no tiene duda de que “la firmeza” que mantuvo en prisión, significó “un gran peso”. “Querían obligarlo a inculparse, y así no le hacían un juicio, y que después saliera huyendo de Cuba, pero él jamás iba a aceptar esa propuesta”, aseguró.

En su criterio, la intención del régimen comunista de Cuba era “sacar a José Daniel de las calles” para mostrarlo “como un ejemplo de lo que le podía ocurrir” al resto de la oposición interna y a la población de la isla.

Con ese fin, “todo lo que publicaron en la televisión estatal en contra de mi hermano” lo mostraron después en “centros de trabajo a lo largo y ancho de la isla”, incluso en “escuelas, universidades, sindicatos y en la rama militar”.

En ese sentido, Luis Enrique Ferrer considera que “esto tenía un doble objetivo: denigrar de José Daniel, para mostrarlo como un delincuente peligroso y, al mismo tiempo, intimidar al pueblo porque esos trabajadores saben cómo opera la dictadura y tienen miedo”.

De acuerdo con Ferrer, es la “primera vez” que se hace una campaña de desprestigio “tan a fondo”. “Se había hecho antes, pero no con esta magnitud a lo largo y ancho de Cuba, de llevarla por todos los centros de trabajo, con instrucciones específicas de tratar de desprestigiarlo y sembrar el temor”, subrayó.

Temor del régimen

Un aspecto en el que Luis Enrique Ferrer hizo hincapié guarda relación con el “temor” que su hermano representaría para el régimen cubano, cuyo método durante 61 años en el poder, “siempre ha sido quitarse de encima” a los opositores que sean un “estorbo”.

La condena de casa por cárcel impuesta contra el activista, según Ferrer, es producto de que “la tiranía no quería demostrar tanta debilidad al dejarlo en libertad, absuelto totalmente, y así puede seguir sembrando el terror”.

Añadió que “la dictadura está muy débil” por la situación de crisis interna, que por estos días se ha acrecentado a raíz de la pandemia de coronavirus, y “no quiere que el pueblo le pierda el miedo y se lance a las calles”.

En ese contexto, el nombre de José Daniel Ferrer podría ser el “detonante” de una “explosión popular”, ya que, acorde con el hermano del reconocido contradictor, “la gente está en las calles y no aguanta más”.

“La dictadura está jugando una carta para limpiarse internacionalmente, a la vez que sigue sembrando el terror dentro de la isla. Por eso, los ha excarcelado, pero sigue siendo peligrosa y capaz de cualquier cosa”, acotó.

Asimismo, dijo, la represión en contra de la UNPACU y de sus líderes “no va a parar, como tampoco contra la oposición dentro de la isla”.

“Tragedia para el régimen”

Por su parte, la opositora Martha Beatriz Roque, única mujer perteneciente al “Grupo de los 75”, opinó que José Daniel Ferrer representa para el régimen castrista una “gran tragedia” porque “tiene carisma y ha sabido aglutinar a varios disidentes en una organización”.

Roque, quien resalta que es madrina de la hija mayor de Ferrer, que también se llama Martha Beatriz, aseveró que “José Daniel es una persona que tiene una gran firmeza en sus ideas, que no le van a hacer cambiar ni con prisión, ni con ninguna otra forma de represión”.

A su juicio, solo la “eliminación física de José Daniel”, que también para otros opositores es lo que estaría buscando la dictadura cubana, “haría que él dejara de pensar y actuar como lo hace”.

Agregó que José Daniel Ferrer es para el régimen de la isla “algo así como un dolor muy grande, en cualquier lugar del cuerpo”. “Han tratado de desbaratar a la UNPACU por todos los medios, y sé que él [Ferrer] va a volver a restablecer su organización, en cuanto termine esta pandemia”.

En tanto, el secretario nacional del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez-Boronat, declaró que la liberación de “José Daniel Ferrer y otros hermanos presos políticos” es el resultado de dos factores.

“En primer lugar, la campaña nacional a favor de su excarcelación y, segundo, la movilización internacional a favor de esa campaña. Ambas fueron posibles por el valor y la tenacidad de José Daniel”, explicó.

Finalmente, dijo, que “otro factor es que el régimen está arrinconado y quiere algún tipo de reacomodamiento con los Estados Unidos”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.78%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.32%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.9%
13312 votos

Las Más Leídas