SAN JUAN.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, impuso este lunes un toque de queda de siete horas para mañana, martes, día de Halloween, como un modo de seguridad para la ciudadanía ante la falta de electricidad en la isla por el paso del huracán María.

Según un tuit del jefe del Ejecutivo, "para garantizar la seguridad de los ciudadanos", el toque de queda será entre las 20.00 hora local a las 05.00 del próximo miércoles.

Rosselló ya había impuesto varios toques de queda durante la emergencia del ciclón.

El primero lo decretó el mismo día del paso de María el 20 de septiembre.

Ese fue de doce horas, de entre las 18.00 del día 20 a las 06.00 del día siguiente.

Ese toque de queda, el gobernador lo extendió hasta el día 24 de septiembre, aunque luego lo fue modificando a horas más tarde de la noche y horarios más tempranos del día próximo.

La medida, no obstante, el gobernador la dio por terminada el pasado 18 de octubre, como una manera para que los puertorriqueños pudiesen disfrutar de la Serie Mundial de Béisbol, en la que juegan varios peloteros del patio y que ha ayudado a que los comercios puedan operar hasta altas horas de la noche.

Por ello, el nuevo toque de queda para mañana, martes, ha sido criticado, pues será cuando se celebre el sexto juego de la serie final entre los Astros de Houston y los Dodgers de Los Ángeles.

Embed

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario