MIAMI - El candidato Pedro Castillo, cuyo partido “Perú Libre” es afín al marxismo leninismo, ha cambiado su discurso en las últimas semanas en un intento de ganarse la confianza del sector privado, los mercados y al menos de la mitad de los peruanos que no votaron por él y no quieren que el país se enrumbe en la ruta de la llamada corriente del siglo XXI; mientras, su contrincante Keiko Fujimori batalla por demostrar ante lo que parece ser oídos sordos, el presunto fraude electoral que denuncia.

Así, a casi un mes de la segunda vuelta electoral en ese país, Perú no tiene presidente. La distancia entre Castillo y Fujimori, hasta el cierre de esta edición, era de 44.000 votos. La Junta Electoral Nacional (JNE) aún resuelve las impugnaciones realizadas por ambos candidatos.

Te puede interesar

Y mientras los peruanos esperan saber quién será el presidente y las autoridades electorales resuelven el tema de las impugnaciones, Castillo trata de desmarcarse de las “etiquetas comunistas” pese a que su partido lo es.

"No somos chavistas. No somos comunistas. Somos trabajadores. Somos emprendedores y garantizaremos una economía estable, respetando la propiedad privada, respetando la inversión privada y por encima de todo respetando los derechos fundamentales, como el derecho a la educación y la salud", dijo Castillo 11 días después de las elecciones del 6 de junio.

Solo días antes, en el último debate presidencial Castillo aseguró que en un gobierno suyo se impulsaría un nuevo modelo económico, una "economía popular con mercado".

"El mercado no puede controlar al Estado, es el Estado el que tiene que controlar a la población y a los mercados", dijo entonces.

Hoy la extrema izquierda a la que pertenece Castillo trata de generar "confianza" y asegura que no habrá estatizaciones, ni expropiaciones, ni controles de precios.

Carlos Escaffi, analista y profesor de Marketing Internacional de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), reconoce que una probable presidencia de Castillo genera desconfianza.

“Hay mucho temor y hay un discurso del terror que se ha ido acrecentando en los dos últimos meses, pero la verdad es que el candidato Pedro Castillo ha comenzado a modular bastante el discurso inicial con el que llegó con el ideario de Perú Libre, hoy se habla de un Plan Bicentenario, [en] ese plan no solo se muestra respetuoso de la inversión extranjera sino que además en las últimas intervenciones que ha dado le ofrece al presidente del Banco Central, Julio Velarde, quedarse y asumir los próximos cinco años frente al banco y darle tranquilidad al Perú que se ha convertido en un destino de inversión extranjera”, afirma el académico.

“El temor está presente y lo que ha hecho Castillo y hay que decirlo ahí, durante estas dos últimas semanas, no solamente se ha desvinculado del ideario de Perú Libre y de su líder Vladimir Cerrón, sino que ha empezado a dar señales concretas y aparentemente entendería lo que significaría acercarse a un modelo castro chavista, que podría ser perjudicial para la economía peruana, para los ciudadanos, para el que menos tiene. Perú ha tenido un crecimiento anual de 5% promedio con una inflación bastante controlada de 2.3%, una economía bastante robusta y muy responsable”, acotó.

Escaffi señaló que en su discurso inicial Castillo expresaba en su plan la intención de aplicar un modelo de sustitución de importaciones o que el Perú consuma lo que produce. “Parece que Castillo esta recién empezando a entender cómo funciona y cómo se sostiene la economía peruana y la preocupación que tienen los peruanos”.

Solo meses antes, a inicios de abril, en medio de la campaña electoral, Castillo manifestaba que no cambiaría su discurso. "Yo vengo de abajo, estoy de la cantera del pueblo y no voy a cambiar mi discurso, sería ir contra mis principios y contra el mismo pueblo, seguimos para adelante".

Ruta al chavismo

Una de las propuestas del plan de gobierno de Castillo es el cambio a la Constitución, instaurar la reelección consecutiva como lo han hecho regímenes autoritarios como Nicaragua, Bolivia y Venezuela para mantenerse en el poder; y la creación de una Asamblea Constituyente por la nueva Asamblea Nacional que asumirá el 28 de julio próximo.

“Respecto a una Asamblea Constituyente si bien es cierto no solamente lo recogía el plan de gobierno inicial con el que se presentó, sino que además lo dijo hace una semana atrás. El cómo aún no necesariamente lo precisa”, afirmó Escaffi.

Para el experto la única vía para crear una Asamblea Constituyente es a través de un plebiscito como se hizo en Chile en 2020.

El discurso de Castillo en ese sentido cambió, hoy habla de un referéndum para consultar a la población si quiere una nueva Constitución y crear posteriormente la Asamblea Nacional Constituyente.

“Iniciaremos el proceso para la convocatoria a un referéndum para que la ciudadanía pueda definir si aprueba o no la convocatoria una Asamblea Constituyente que elabore una nueva Constitución; en el marco de las actuales reglas constitucionales y legales”, señala Castillo en su plan.

El cambio de discurso de Castillo ha creado temor ante la posibilidad que pueda disolver el nuevo Parlamento donde tiene 37 escaños de los 130 que tiene el legislativo unicameral.

“En el entendido que él [Pedro Castillo] vaya y pretenda convocar a un plebiscito, no debería de haber ninguna razón para que se disolviera el actual Parlamento, lo que hizo el presidente [Martín] Vizcarra”, acotó Escaffi.

Aunque la Ley le otorga esa facultad al Ejecutivo. “La fórmula Constitucional señala que el ejecutivo puede disolver el parlamento”.

El académico Carlos Escaffi, asegura que Castillo no se ha referido a disolver el Parlamento, tampoco ha utilizado la palabra “disolver”, pero sí ha utilizado la figura de una Asamblea Nacional Constituyente.

“Sería trágico que una probable administración de Castillo disolviera el parlamento sin la necesidad de existir razones de fondo, pero sobre todo constitucionales”, acotó el académico.

Castillo justifica sus intenciones de cambio en la Constitución para recoger el sentimiento del peruano “invisibilizado”, un discurso de la extrema izquierda que caló en sectores de Perú

Para Escaffi, ambos candidatos deben entender que el Perú necesita un presidente de unidad. “Perú cumple 200 años de vida republicana el 28 de julio y este tiene que ser el gobierno de los grandes acuerdos que sepa concertar, recoger y sobre todo visibilizar a otros sectores como el de los andes y los de la selva. Perú es una sociedad pluricultural con mucha diversidad y básicamente Castillo recoge ese descontento y por eso es que llega y propone, y eso hay que decirlo también, una vertiente distributiva, y eso sin lugar a dudas generó un efecto deseado en el elector que se siente desatendido”.

De ganar las elecciones Castillo habría que esperar para conocer si su cambio de discurso es real, de no ser así podría agravar la crisis de un país que en el último quinquenio tuvo cuatro presidentes, pese a eso se ha constituido como un país fiable para la inversión.

“El desempeño de la economía peruana, las proyecciones, la presencia del Perú en el bloque de la Alianza del Pacífico y un hecho no menor es que en los últimos 15 años Perú se ha constituido como un principal destino de la inversión extranjera, tirar eso por la borda, sería muy irresponsable”, afirmó el académico.

@FloresJudith7
Jflores@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.44%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.64%
48957 votos

Las Más Leídas