Embed

MIAMI.- El rector emérito de la Universidad Metropolitana de Caracas y exministro de Energía y Minas de Venezuela José Moreno León sostiene la tesis de que el confinamiento que se deriva de la pandemia de coronavirus ha sido “conveniente” para el régimen de Nicolas Maduro, como una excusa para ocultar la verdadera magnitud de la crisis que vive ese país petrolero por la falta de gasolina.

Según su explicación, en el caso venezolano el aislamiento social que demanda quedarse en casa es más por razones de escasez de combustible, en una nación con las reservas de crudo más grandes del mundo, que en cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para evitar una mayor propagación del COVID-19.

Te puede interesar

León afirma que el confinamiento en su país comenzó desde mucho tiempo atrás por el desabastecimiento de gasolina y –advirtió– si Maduro se ufana de bajos números de contagio de coronavirus entre la comunidad podría ser como producto de la imposibilidad que tienen los venezolanos de movilizarse por las calles, al tiempo que pone en duda esas cifras.

-La situación a raíz del COVID-19 está tomando dimensiones muy elevadas en Venezuela. ¿Cómo analiza usted el panorama en ese sentido?

Específicamente en el caso de Venezuela hay dos circunstancias que han creado o están creando la realidad que se está viviendo. En primer lugar, la escasez de combustible, o sea que el primer confinamiento es porque no hay posibilidad de moverse por la falta de combustible y, en segundo lugar, las medidas que el Gobierno está aplicando para evitar que se expanda la contaminación del COVID-19 con unas cifras que casi son increíbles por lo baja que son.

En América Latina yo he estado monitoreando las tendencias y pareciera ser que la pandemia estuvo rezagada casi dos semanas hasta que empezó a hacerse dramática la realidad en países como Brasil que, según las últimas cifras, el número de muertos está superando los 15 mil.

Entonces, no sé si es el trópico o que los gobiernos no dan las cifras exactas hasta que no pueden esconderlo, pero por lo pronto en Venezuela, según las cifras del Gobierno, no llegan a 600 o 700 y en todo caso pesa mucho más la escasez de gasolina que el encierro este preventivo.

-¿Se puede creer en las cifras que está dando el régimen venezolano que reflejan un bajo contagio?

Venezuela desde hace unos cuantos meses o casi que un año ha estado en confinamiento. Recordemos que hay muchas aerolíneas que suspendieron sus vuelos al país y, por lo tanto, el contacto internacional se ha reducido al mínimo y eso pudiera, en principio, explicar por qué la contaminación aparentemente es una de las más bajas del continente.

Sin embargo, es difícil decir cuáles son las cifras reales cuando no hay suficientes medios que puedan explorar estas realidades con cierta libertad. En lo que sí insisto es que el mayor elemento que obliga al confinamiento es la escasez de gasolina, el país no se puede movilizar y eso pudiera indirectamente ayudar a que se reduzca la cifra de contaminados.

De todas maneras, repito, lo que está pasando en Brasil puede tener una repercusión grave en Venezuela. Por cierto, la Academia de Física y Matemática sacó un modelo matemático en base a la experiencia que se han tenido en los otros países con la expansión de la pandemia y las previsiones son bastante dramáticas, lo que causó una reacción muy fuerte del Gobierno que casi que lanza una amenaza contra la academia. En todo caso es un modelo matemático.

La realidad nos dirá en un tiempo, que no puede ser muy largo, qué es lo que está pasando en relación con el COVID-19, pero dentro de la polarización del país para mí el verdadero COVID es de la gasolina, que no existe, y sin combustible el país no se puede movilizar y por eso están paralizadas la mayoría de las actividades, por ejemplo, en el campo educativo nuestra universidad tiene que dar el trimestre completamente virtual con el problema de que hay muchas fallas en el internet y eso causa complicaciones en la relación del proceso de enseñanza-aprendizaje en nuestros estudiantes.

-¿El impacto del coronavirus será más fuerte desde el punto de vista económico que la afectación sanitaria?

El impacto que pueda tener esta pandemia en el país obviamente que se va a agregar a la crisis hospitalaria y a la crisis de servicio de salud que venimos sufriendo de hace unos años. En todo caso el verdadero impacto se va a sentir cuando tengamos cifras más altas de lo que hasta ahora se ha anunciado porque efectivamente si uno compara los indicadores del proceso en otros países de la región Venezuela aparece junto con Nicaragua y Cuba entre los países que menos han sido afectados por esta pandemia. En Cuba obviamente las cifras son del Gobierno y casi no se conocen nunca, y en Nicaragua es lo mismo donde los médicos han hecho protestas para conminar la Gobierno decir los verdaderos efectos de esta pandemia.

En todo caso, lo que globalmente hemos estado evaluando en relación con esto es el peso mediático que se le ha dado a la pandemia que la ha convertido realmente en una verdadera pandemia, pero cuando uno compara las cifras de los muertos que hasta ahora se han producido por el COVID-19 con lo que fue la peste negra o la gripe asiática no hay ninguna relación. Es difícil saber la cifra porque está variando día a día, pero con lo más alta que pueda ser en el orden de los 200.000 no creo que tenga comparación con las pestes que pasaron de 50 millones de muertos.

Lo que sí creo que es preocupante, y yo lo llamo la pandemia económica, son las consecuencias que se están derivando para todo el mundo de este confinamiento de la economía global que ya lleva tres o cuatro meses con las consecuencias de quiebra de empresas y todo lo que significa paralizar el ritmo del desarrollo del mundo con este encierro.

Aquí en España se está viendo cantidades de empresas cerradas, sobre todo empresas que para la demanda de sus productos requieren que vayan a aglomeraciones de personas como centros comerciales, restaurantes, etcétera. Si todo esto lo proyectamos a nuestra región que estaba ya bastante problemática desde el punto de vista económico hay cifras bastante graves del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la CEPAL que apuntan a que la crisis que va a vivir la región y gran parte del mundo es superior a la crisis que se vivió en los años de la postguerra en los años 1930.

Entonces eso nos lleva a otro tema. Como no hay nada claro de cuál va a ser el remedio final para esta pandemia y hay una gran incertidumbre, unida al temor de la gente, hay estudiosos del tema que ya señalan que esto puede llevar al surgimiento de regímenes autoritarios populistas que van a manipular a una sociedad insegura y eso puede ser muy grave para el mundo en general.

En los países exitosos en esta defensa contra la pandemia da la casualidad que los nórdicos y otros países que tienen elevados niveles de capital social y de valores de ciudadanía, de principios éticos, etcétera, han sido los que han sabido combatir más inteligentemente está grave crisis que sufre la humanidad con una cuestión bastante curiosa: son países gobernados por mujeres.

-Teniendo en cuenta la crisis que se agrava a raíz de la pandemia de coronavirus, hay quienes piensan que podría ser un factor que agilice la salida de Nicolás Maduro del poder. ¿Qué piensa usted?

Nosotros estamos viviendo desde hace mucho tiempo un deterioro de lo que yo considero los valores del liderazgo nacional a todos los niveles y actualmente, con todo lo que ha pasado recientemente, se ve que hay un grave déficit de liderazgo que es fundamental para buscar las salidas adecuadas para el país.

No me atrevería a dar un pronóstico al respecto, lo que sí puedo afirmar es que esta forma de mantener cautiva en su casa a la población, favorece obviamente al Gobierno y mientras no logremos entender que se requiere un liderazgo con visión nacional que sea capaz de entender la crisis que estamos viviendo y la que va a venir, es bastante complejo pensar en una salida a corto plazo de lo que nosotros estamos viviendo, porque aparte del COVID-19, Venezuela colapsó su sustento del modelo de capitalismo de estado en que se armó la llamada Cuarta República y la Quinta República de estos 20 años.

Al caer el ingreso petrolero a los niveles que tenemos, obviamente se nos está complicando más la vida porque necesitamos pensar en una nueva forma de manejar el país con ingresos que ya no vienen de la renta petrolera, lo que supone un gran esfuerzo para promover la confianza y se asegure las inversiones del capital privado.

-¿Mantener a la gente en casa podría ser una estrategia del régimen para evitar un posible alzamiento o levantamiento cívico-militar?

La excusa hasta ahora es el tema del coronavirus, pero la verdadera excusa es la falta de gasolina, o sea que no es solamente que se quiera mantener, sino que se tiene que mantener [el confinamiento] mientras no haya el recurso para movilizarse y desde luego eso favorece al sistema actual de gobierno.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas