CARACAS.-El régimen venezolano denunció el miércoles que agentes de inteligencia frustraron un supuesto plan para derrocar y asesinar al dictador Nicolás Maduro previsto para el 23 y 24 de junio.

El oficialista ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, indicó que el intento de golpe de Estado fue presuntamente financiado y respaldado por los líderes de varios gobiernos, entre ellos los presidentes Iván Duque, de Colombia, y Sebastián Piñera, de Chile.

Te puede interesar

En una declaración televisada, Rodríguez destacó que los señalados como conspiradores tenían planeado bombardear el palacio de gobierno y tomar la base aérea generalísimo Francisco de Miranda de Caracas, entre otras sedes gubernamentales.

Indicó que las autoridades cuentan con 56 horas de vídeos que constituyen "plena prueba" de la entrega de armas y dinero a los conspiradores, mayoritariamente militares y policías activos y retirados. Los vídeos fueron grabados por oficiales venezolanos "que desarrollaron una operación de inteligencia que permitió develar todos los detalles", acotó, sin mostrar las supuestas pruebas.

En el plan estaban involucrados "mercenarios" de América Latina e israelíes, agregó. También fueron decomisados 140.000 cartuchos de ametralladoras.

Horas más tarde el dictador Maduro afirmó que los supuestos conspiradores estaban dispuestos a cometer una "matanza" para "asaltar el poder político".

Son "asesinos que quieren llegar al poder sobre la base de un baño de sangre, de un magnicidio", dijo Maduro en un discurso transmitido por cadena de radio y televisión.

"Hemos develado, desmantelado y capturado a una banda fascista, de terroristas, que pretendía un golpe de Estado”, enfatizó. “Están capturados, bajo rejas, con plena prueba, luego de hacerle seguimiento durante 14 meses a este grupo de criminales y fascistas".

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, un acérrimo crítico del régimen socialista venezolano, puso en duda la denuncia.

“Difícilmente he visto algo que tenga menos seriedad que las acusaciones de Jorge Rodríguez en cualquier tema”, dijo Almagro durante una rueda de prensa en la ciudad colombiana de Medellín, donde se celebra la 49na asamblea general de la Organización de los Estados Americanos.

Por su parte, el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, rechazó las acusaciones y manifestó que el gobierno de Duque, en relación con Venezuela, actúa "en cumplimiento de los deberes legales y políticos" que tiene como miembro de la OEA y "firmante de la carta democrática interamericana".

Colombia ha venido "contribuyendo a crear condiciones políticas y diplomáticas para que más temprano que tarde la democracia y la libertad puedan brillar nuevamente en Venezuela", añadió.

Rocío San Miguel, presidenta de la organización no gubernamental local Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada, indicó en su cuenta de Twitter que el gobierno puso en marcha un "patrón de terrorismo de Estado" con ese tipo de denuncia.

Embed

"Vigilan, detienen a las personas y las mantienen en cautiverio sin control judicial alguno, establecen roles de delatores y delatados para ir formando expedientes penales a conveniencia, que luego exhiben en la televisión estatal", planteó.

Rodríguez acusó al líder opositor y presidente encargado Juan Guaidó de insistir "en su afán criminal de agredir nuestro derecho a la tranquilidad”.

El ministro de la dictadura aseveró que los conspiradores también buscaban dejar de lado a Guaidó una vez que tomasen el poder. Según Rodríguez, entre los planes estaba liberar e instalar como presidente al otrora general en jefe y exministro de Defensa encarcelado, Raúl Baduel.

Guaidó, por su parte, en declaraciones a la prensa desestimó la denuncia, catalogándola como “una nueva novela, que por cierto, nadie entendió” y evidencia “el desastre a lo interno de las Fuerzas Armadas”.

"El régimen quiere distraer. El cuento que echa el psiquiatra (Rodríguez), es el cuento 'n', más de lo mismo”, insistió.

La denuncia fue efectuada un día después de que el enviado estadounidense para la crisis venezolana, Elliot Abrams, anunció que el general Manuel Cristopher Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) se encuentra en territorio estadounidense y goza de plena libertad.

Abrams enfatizó que Washington no propició el viaje del exjefe de inteligencia, el cual formó parte del equipo de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez y había asumido la jefatura del SEBIN en octubre.

Maduro tildó a Figuera de traidor y dijo que la CIA lo había captado más de 12 meses antes del exhorto a militares realizado el 30 de abril, encabezado por Guaidó.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas