domingo 19  de  mayo 2024
COLOMBIA

Revelan detalles de investigación a aliados de Petro

Según reveló a la revista colombiana Semana una fuente en anonimato aseguró que "la plata era de Petro, eran cinco maletas y 3.000 millones de pesos"

BOGOTÁ.-Una persona cercana al fallecido teniente coronel de la Policía de Colombia Óscar Dávila, que trabajaba en la Seguridad de la Presidencia y que habría querido declarar en el caso de la presunta financiación ilegal de la campaña del presidente Gustavo Petro, dijo que el mandatario "escondía cinco maletas y 3.000 millones de pesos [720.000 dólares]" en la casa de su exjefa de gabinete, Laura Sarabia.

Dávila estaba siendo investigado en un escándalo de presuntas escuchas ilegales que derivó en la salida del Gobierno de Sarabia, mano derecha del mandatario, y del entonces embajador en Venezuela, Armando Benedetti, un escándalo que condujo al Gobierno a su peor crisis política hasta la fecha, reseña Diario de Cuba.

Tras el presunto robo de un maletín con miles de dólares de la casa de Sarabia, su niñera terminó interrogada con polígrafo en la sede presidencial, y luego interceptaron sus conversaciones telefónicas haciendo uso de un informe policial falso que la vinculaba con narcotraficantes, aseguró la Fiscalía.

Según reveló a la revista colombiana Semana una fuente que habría mantenido varias conversaciones al respecto con el coronel Dávila, "la plata era de Petro, eran cinco maletas y 3.000 millones de pesos".

"Dávila me dijo que Petro mandó a Laura a guardarle la plata en el apartamento. Ese dinero se perdió, entonces necesitaban que apareciera antes de tener que informarle al presidente que se había perdido", agregó la fuente bajo condición de anonimato al medio colombiano que ha publicado varias de las acusaciones contra el mandatario.

Por esta razón, el testigo indicó que el coronel Dávila fue contactado para realizar las tareas ilegales contra las empleadas domésticas de las que se acusa a Sarabia por abuso de poder.

“A él [Dávila] lo contacta el coronel [Carlos] Feria [jefe de Casa Militar de la Presidencia] porque, cuando se sabe lo del monto de dinero, Laura [Sarabia] llama a Feria, y Feria contacta a Óscar [Dávila] y él empieza a hacer todas las actividades”, afirmó la fuente.

El coronel Dávila habría sido el encargado de devolverle "personalmente" a la exministra Sarabia este dinero, según la fuente, episodio que estaría registrado en las cámaras de seguridad del domicilio de la funcionaria.

"La angustia que Dávila tenía era que ya se estaban empezando a saber cositas y todo iba a empezar a desencadenarse directamente sobre él. Finalmente, el que realizó la mayoría de las cosas fue él", publicó el medio colombiano.

El medio digital Cambio publicó la última conversación telefónica de Dávila con una periodista de ese medio que lo interrogó sobre su responsabilidad en la interceptación ilegal de los celulares de la niñera y una empleada doméstica de Sarabia.

"Yo no me puedo pronunciar ante eso. Es lo único que yo te puedo decir, porque no (...) mejor dicho, me acaban", dijo el oficial durante la conversación.

El policía intentó contactar minutos después a la periodista sin éxito, pero cuando ella devolvió la llamada, Dávila ya estaba muerto.

Dávila se encontraba bajo mucha presión y estrés, aseguró la fuente protegida: "Incluso él mencionó que se le había pasado por la cabeza suicidarse. Él estaba angustiado porque todo se cerró hacia él, y no tenía una válvula de escape".

Ante el artículo de Semana, el presidente Petro, que se encuentra de visita en Alemania, publicó un extenso comunicado en sus redes sociales en el que negó rotundamente las acusaciones y apuntó al anonimato que mantuvo la fuente.

"Nunca en mi existencia he siquiera visto la cantidad de dinero que afirma una fuente anónima y que utiliza la periodista Vicky Dávila para una publicación en la revista Semana. Por lo tanto, son falsas las afirmaciones entregadas por una supuesta fuente que no se identifica, en las que se me relaciona con altas sumas de dinero en efectivo. Estas afirmaciones, que son difíciles de acreditar debido a su carácter anónimo, tienen un ánimo difamatorio", aseguró.

"Deben ser las autoridades competentes, y no personas anónimas cuyos intereses se desconocen, las que aporten claridad sobre los procesos de investigación que se adelantan", agregó.

El coronel Óscar Dávila falleció el viernes último de un disparo en la sien dentro de su auto y, aunque el Gobierno asegura que se trató de un suicidio, la Fiscalía llamó a otro oficial y a su abogado para dar testimonio sobre lo que saben de su muerte.

"No es cierto (...) que hayan dos disparos" en el cuerpo del coronel, aseguró Petro en Twitter, desmintiendo a usuarios de esa red social que especulan sobre un posible ataque contra el uniformado para encubrir a funcionarios del Gobierno.

"Ojalá la investigación judicial busque las causas de su suicidio. Por qué se sintió tan acorralado como para llegar a tan terrible decisión", indicó el presidente en otro mensaje.

El escándalo estalló después que Semana publicara unas grabaciones en las que se escucha a Benedetti amenazando a Sarabia con revelar financiaciones ilegales a la campaña de Petro por unos 3,5 millones de dólares. El exguerrillero también negó tales imputaciones.

La autoridad electoral investiga el origen de esos fondos y la presunta financiación irregular de la campaña del presidente.

FUENTE: Con información de Diario de Cuba

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar