MIAMI.- José Daniel Ferrer, secretario nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), será trasladado al Centro de Operaciones Versalles, en Santiago de Cuba, una prisión que se conoce como “el centro del terror del régimen cubano”, después de que la fiscalía dictara el jueves una orden de prisión preventiva en contra del opositor.

Ferrer está señalado de supuestaamente haberle lanzado encima el vehículo en que circulaba por las calles del poblado de Palmarito de Cauto, a un agente de la Policía Política, a quien todos identifican por los "métodos sanguinarios" con los que acosa a los oposiotres al régimen.

La sistuación que enfrenta Ferrer en estos momentos fue informada por Luis Enrique Ferrer, hermano del opositor arrestado y también directivo de la UNPACU en el sur de la Florida.

Luis Enrique explicó que si se cumple el anuncio que hizo un “instructor policial que dice llamarse Roberto”, lo más seguro es que “José Daniel será torturado, más de lo que probablemente ya lo han hecho, para tratar de hacerlo claudicar de su labor en las calles”.

Según Luis Enrique, el Centro de Operaciones Versalles es “lo más parecido” al cuartel general del Ministerio del Interior (MININT), en La Habana, en donde opera la prisión de Villa Marista, que es la penitenciaria en la que son recluidos quienes hacen parte de la oposición en Cuba, “para torturarlos sin ningún tipo de contemplación”.

José Daniel Ferrer, quien reside en el oriente de Cuba, fue arrestado el viernes 3 de agosto, alrededor de las seis de la tarde, tras ser señalado de atentar contra la vida de un agente de la Policía Política del régimen, identificado como Dainier Suárez Pagán.

De acuerdo con el testimonio de su hermano, José Daniel transitaba en un auto al servicio de la UNPACU por las calles de Palmarito de Cauto, acompañado del también opositor Ever Hidalgo Cruz, que conducía el vehículo. “Habían viajado a ese lugar para visitar a la hija más pequeña de José Daniel, que estaba enferma”.

Luis Enrique asegura que cuando su hermano y su acompañante transitaban por una calle “bien accidentada” de la localidad, el agente Suárez les salió al paso y se lanzó delante del vehículo para provocar un accidente. Horas más tarde, ya en casa, agentes de la Seguridad del Estado se llevaron detenidos a los dos contradictores de la dictadura castrista.

La esposa de José Daniel Ferrer, la activista Nelva Ortega Tamayo, tendrá que presentarse este viernes a una unidad de instrucción penal, en Santiago de Cuba, en donde recibirá lo que se conoce en el argot jurídico de la isla como una “petición fiscal”, un documento en el que aparece el tiempo de prisión que solicita la fiscalía en el juicio que planean hacer a un reo.

Luis Enrique Ferrer reiteró en sus declaraciones que “todo esto lo están haciendo para acabar con la UNPACU, como lo están queriendo hacer con las Damas de Blanco, y muchas otras organizaciones que luchan por la libertad del pueblo cubano”.

En efecto, la organización de las Damas de Blanco tiene en prisión a varias de sus integrantes y debido a la presión que la Policía Política cubana ejerce sobre el grupo, las marchas que en años pasados eran realizadas por sus miembros en el sector habanero de Miramar, en La Habana, se han reducido a “pequeñas reuniones” en casas y lugares no públicos.

En cuanto a la UNPACU, la activista de esa organización Jaqueline Heredia Morales, se encuentra en prisión cumpliendo una pena de cuatro años, luego de que el 4 de abril de 2016 filmara el acoso de policías e inspectores estatales contra un bicitaxista en la capital cubana, y por gritar “Abajo Fidel” y “Abajo la Dictadura”.

En Miami, capital del exilio cubano en Estados Unidos, se han realizado pronunciamientos en favor de la libertad de Ferrer, y algunos activistas han pedido la intervención del Gobierno federal de EEUU en este caso.

El arresto de José Daniel Ferrer y de Ever Hidalgo se produce en el contexto en que el régimen supuestamente ha llamado al pueblo a debatir cambios a la Constitución, dentro de los cuales se menciona tener en cuenta el derceho a la libertad de expresión y eliminar el concepto de delito de traición a la patria que tantos exilios, encarcelamientos y fusilamientos han dejado a través de los últimos 60 años en Cuba.

Además de su función como coordinador nacional de la UNPACU, Ferrer es uno de los 75 cubanos condenados a más de 20 años de prisión durante la ola represiva conocida como Primavera Negra, en 2003.

También Ferrer desarrolla una labor muy activa en favor del proyecto Cuba Decide que impulsa Rosa Marìa Payá, cuyo propósito es potenciar y rescatar los ejercicios cívicos y ciudadanos del pueblo cubano.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas