MIAMI. - Las flores, por su belleza, aroma y fragilidad, siempre han sido sinónimo de amor. Los libros están llenos de leyendas de hombres enamorados que se valen de ellas para conquistar el corazón de su amada.

Hay una leyenda muy particular que sucedió en Córdoba, Andalucía, a principios del siglo XI, en la época de Adberramán III. Resulta que el Califa ordenó levantar una majestuosa ciudad palatina en la ladera de Sierra Morena, que llamó Medina Azahara, en honor de su concubina predilecta. En la construcción, que tuvo lugar en pleno esplendor de Córdoba, participaron los mejores arquitectos de la época, utilizó los materiales más caros y exquisitos del mundo, trajo mármoles, maderas preciosas y la colmó con impresionantes salones y hermosos jardines.

Te puede interesar

Sin embargo, Azahara, que así se llamaba la amada del Califa, estaba muy triste, porque extrañaba la nieve de su Granada natal. “Yo haré nieve para ti”, fue la respuesta del Califa, al ver que había removido cielo y tierra para contentarla sin resultado alguno. Entonces, ordenó que sembraran kilómetros y kilómetros de almendros en toda la sierra. Cuenta la leyenda que, entre enero y marzo, cuando comenzaba la floración del almendro, la sierra se cubría de blanco, reproduciendo la imagen que se percibe al contemplar Sierra Nevada. Dicen que Azahara jamás volvió a llorar.

Hoy día, para halagar a la persona amada, no tenemos que sembrar toda una montaña, basta con ir a un centro comercial y comprar un bouquet de flores. Tal es así que rara vez reparamos en averiguar de dónde vienen y el trabajo que hay detrás de ese maravilloso regalo.

Por ello, a propósito de San Valentín, DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Augusto Solano, presidente de Asocolflores, la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, el país que provee la mayoría de las flores que vemos en EEUU.

“El 80% de las 1.400 variedades de flores que se exportan de Colombia vienen para EEUU” sostuvo Solano.

Historia

Pero eso no siempre fue así, la floricultura colombiana comenzó hace 55 años, cuando un estudiante de Economía de la Universidad de Colorado, llamado David Williams Cheever, hizo su proyecto de grado sobre dónde cultivar para que en EEUU hubiese flores en invierno, en San Valentín y por el Día de la Madre. Según su hallazgo, el mejor sitio era Colombia.

En su estudio, Cheever destacó las características del suelo, la topografía y la abundancia de hídricos de la Sabana de Bogotá. Esto fue determinante para que varios emprendedores estadounidenses decidieran invertir para desarrollar la industria de las flores en Colombia.

Una potencia en la industria

En la actualidad, Colombia es el segundo exportador de flores del mundo, exporta a más de 100 países, principalmente a EEUU, Canadá, Japón, China, Rusia, Inglaterra y España.

Las flores constituyen el primer producto no minero energético que importa EEUU desde Colombia. Un comercio que estuvo afectado por la pandemia, sobre todo entre los meses de marzo y abril de 2019.

La pandemia

La industria de las flores fue una de las primeras que sufrió los estragos del coronavirus. “Lo sentimos antes de que el COVID-19 llegara a Colombia. Ya en enero y en febrero, nos comenzaron a cancelar pedidos desde China y Japón”.

“El impacto más grande ha sido la incertidumbre. Porque, a pesar de la caída de los pedidos a principio de año, en el Día de la Madre se recuperaron las ventas”.

La pandemia no pudo detener la industria. “Aunque aún no tenemos los números finales, el pasado año hemos exportado un 5% menos que el año anterior. Si bien un 5% menos es importante, creemos que nos ha ido bien si nos comparamos con otras industrias”.

Incluso, a raíz de la pandemia, hubo momentos en que la demanda fue mayor que de costumbre. “Usualmente, en los meses de verano, EEUU deja de comprar flores porque se abastecen de sus propios cultivos y además hay muchas personas de vacaciones. Pero como este año se quedaron en casa encerrados, vimos que encontraron en las flores una compañía”.

El mercado de las flores experimentó otro cambio. Al cerrar muchos centros comerciales y tiendas de flores por considerarse negocios no esenciales, las operaciones se concentraron en los supermercados que nunca cerraron.

“Nosotros logramos permisos para mantener las operaciones, ya que nuestros productos son perecederos. Pero tuvimos que crear protocolos muy estrictos que priorizaran la salud de los trabajadores. Los autobuses de las empresas solo podían transportar a la mitad de su capacidad, para lograr el distanciamiento social. Se hicieron adecuaciones en la cadena productiva. Y aunque, afortunadamente, no hemos sufrido ningún foco de contagio, las medidas tomadas elevaron el costo del producto”.

San Valentín

El 14 de febrero es San Valentín y millones de personas compran flores colombianas por la fecha. “La demanda por estos días es inmensa. Esperamos exportar 700 millones de tallos y entre el 85 y el 90% vendrá para EEUU”.

“La fortaleza principal de Colombia es que tiene muchas especies de flores y maneja unas 1.400 variedades. Eso nos permite hacer los bouquets tan variados que se pueden adquirir en los supermercados en cualquier parte de EEUU”.

“No cabe duda de que lo que más exportamos son las rosas y especialmente en estas fiestas. Pero también somos fuertes en los claveles, crisantemos, astromelias y hortensias”.

Para Solano, las flores son el símbolo de cooperación entre EEUU y Colombia, “como ya mencionamos, gracias a esta colaboración existe floricultura en Colombia. Y hemos logrado que dejen de ser un lujo, para convertirse en un producto asequible”.

A la pregunta de qué mensaje les daría a las personas que compren flores por San Valentín, Solano expresó:

“Estas flores, que son la mejor manera de expresar los sentimientos, han sido producidas por 150,000 trabajadoras, cabezas de familia que han logrado construir su vida a través de un empleo estable gracias a esta industria. Este cultivo, producido de manera responsable con el medioambiente, tiene un inmenso impacto social en Colombia”.

enendez@diariolasamericas.com

@menendezpryce

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.18%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.54%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.27%
20855 votos

Las Más Leídas