Desde hace varios meses el hotel Manzana-Payret, uno de los proyectos hoteleros de mayor envergadura que tiene en su cartera el grupo empresarial GAESA, controlado por la elite militar cubana, no avanza en su ejecución.

Una de las causas de ese atraso es que en esa amplia manzana, justo frente al Capitolio, aún vive una familia que no ha podido abandonar el único edificio residencial del área.

Te puede interesar

La exigencia de esta familia es muy simple: que le sea otorgada una vivienda en el mismo municipio u otro cercano debido a que tienen una hija con una enfermedad crónica de la sangre, sicklemia —que produce una destrucción de los glóbulos rojos más rápida que lo normal—, y necesita atención médica permanente. Por ese motivo le es imprescindible vivir cerca del hospital donde se atiende.

El plan de las autoridades desde que decidieron trasladar a las familias residentes en Zulueta #422 era ubicar a un grupo en complejos de edificios nuevos en el reparto San Agustín, en la Lisa, y a otro en edificios del municipio Playa. A este último lugar, alejado de cualquier centro hospitalario, iban a enviar a la familia de la niña enferma.

"Desde principios de 2019 han ido sacando a las familias que vivían aquí por el hotel que van a hacer, a pesar de que muchos años antes varios vecinos se cansaron de escribir cartas por el mal estado del edificio y nunca recibieron atención alguna. Las autoridades solo se interesaron en sacarnos cuando ya tenían en proyecto hacer este hotel", dijo a DIARIO DE CUBA Leonel Lozano, padre de la niña de 13 años.

"Mi hija ha estado en dos ocasiones en una situación de salud de gravedad debido a la sicklemia. A ella le han dado seis isquemias y un infarto, por eso tenemos sobrados motivos para no aceptar irnos para ese edificio en un lugar alejado de cualquier hospital y donde de noche es muy difícil tener acceso a un transporte para una situación de emergencia", añadió.

"Siempre hemos estado dispuesto a irnos de aquí, y ahora más porque estamos solos en esta inmensa edificación que no está en buen estado constructivo, pero no a costa de la salud de nuestra hija. Su médico ha recomendado siempre que no debe ser trasladada a un lugar lejano ni sufrir ningún tipo de emociones", explicó Yenys Cabrera, la madre de la pequeña.

Añadió que, hace dos meses, Vivienda Municipal les dijo "que estaba haciendo la gestión para darnos un apartamento en La Habana Vieja, por la Escuela de Economía, en caso de que otra familia de este municipio aceptara irse para el apartamento que nos asignaron en Playa. Pero hace tan solo unos días nos informaron que la Dirección Provincial de la Vivienda no había aceptado el canje", agregó Cabrera.

"Las autoridades nos han dicho que tenemos paralizada una obra del Estado, pero nosotros (...) solo hemos pedido una casa en bajos o un segundo piso, y que sea en este o en un municipio cercano", dijo la mujer.

Otra edificación víctima del vandalismo y el saqueo

Como ha venido ocurriendo desde hace varios años en el cercano edificio de Zulueta #505, de igual manera esta edificación, ubicada en la misma calle y a tan solo una cuadra de distancia, ha sido blanco de un constante vandalismo y saqueo por personas ajenas al edificio.

Lozano dijo que "se han llevado varias vigas y puertas hechas de caoba, una madera que tienen un alto valor en el mercado informal por su calidad (más de 2.000 pesos) y que se usa como materia prima en obras de artesanía".

Debido a que hace solo unos pocos meses en toda la manzana fue colocada una valla alta de metal como protección, y fue asignada custodia permanente, las acciones de este tipo han desaparecido.

Pero el destino de la única familia residente en Zulueta #422 sigue siendo incierto. Sus integrantes están a la espera de que la burocracia de la Dirección Municipal de la Vivienda halle una solución para ellos, que a la vez permita a GAESA comenzar a levantar otro gran hotel de lujo en el municipio más antiguo de la capital.

Embed

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.97%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.61%
26818 votos

Las Más Leídas