Embed

Te puede interesar

“Casi 2 millones y medio de venezolanos que están en el exterior ya no tienen documentación o está próximo a vencerse. Éste es el principal desafío que tiene la región, ya que solamente con el documento de identidad se puede garantizar una migración segura, ordenada y regular", alertó David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA), para inmigrantes y refugiados venezolanos.

"De lo contrario, tendremos a millones en la periferia de los mercados laborales y los servicios básicos, lo cual no sólo va a hacer que haya personas en situación vulnerable y que puedan entrar en situación de pobreza, sino que pueda afectar la seguridad de la región, porque el régimen podría aprovecharlo para infiltrar flujos migratorios. Urge un mecanismo regional de identidad que permita regularizar a los venezolanos que no tienen documentos”, apuntó.

Smolansky ha hecho un minucioso seguimiento de las dificultades para los migrantes en toda América Latina y de aquellos que han decidido volver en medio de las circunstancias ocasionadas por la pandemia.

“Desde la Oficina de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en esta coyuntura del COVID-19, hemos venido recomendando respetuosamente a los gobiernos de los países receptores que promuevan políticas de protección temporal, especialmente para que los venezolanos no sean desalojados, no se les cobre intereses por mora en el pago de servicios y se les garantice el acceso a la salud. Esto lo digo porque hay muchísimos que están indocumentados; para ser más específico, de los 5.1 millones de desplazados, aproximadamente la mitad, 2 millones y medio, no tienen documentación o tienen una documentación próxima a vencer”.

En sus declaraciones denunció que los venezolanos son la población más desplazada del planeta sin haber padecido una guerra convencional ni una catástrofe natural.

“De no haber una solución a la crisis que hoy está afectando a todos los venezolanos pudiésemos ver, habiendo pasado la pandemia, un número que llegue a 7 u 8 millones de refugiados” aseguró en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Explica que en la región el país con más desplazados venezolanos es Colombia en primer lugar con 1 millón 800.000; en segundo lugar está Perú con 900.000; sigue Chile con un poco más de 455.000; luego, Ecuador con cerca de 400.000; Brasil con un poco más de 255.000 y Argentina con 150.000. Esta es una crisis de toda la región, no solamente en países de Suramérica. México tiene más de 70.000 desplazados venezolanos y Panamá cerca de 100.000. Cuando uno suma los países del Caribe, Guyana, Trinidad y Tobago, República Dominicana, el Caribe holandés con Curazao y Aruba hay más de 150.000 desplazados venezolanos y debido a la situación del coronavirus es una población que ya se hace más vulnerable.

Miedo en la pandemia

Smolansky comenta que entre las dudas de muchos venezolanos con pasaporte vencido o que no lo poseen figura la posibilidad o no de acudir a un hospital o un servicio ambulatorio o hacerse el test del coronavirus.

La respuesta es sí, “esto lo digo muy seriamente porque el acceso a la salud es un derecho humano y a nadie se le puede negar el ingreso a ningún hospital ni ambulatorio en cualquier parte de la región”.

Como ejemplo del tratamiento dado a la población venezolana que se ha desplazado a Colombia, Solansky señaló que el gobierno de Colombia ha prohibido el desalojo de los migrantes venezolanos de sus viviendas, en un decreto que se extenderá hasta el 30 de junio, por tanto, cualquier venezolano que esté en Medellín, Cúcuta, Bogotá, Barraquilla, Santa Marta, Bucaramanga o cualquier ciudad no puede ser desalojado gracias al decreto del Ejecutivo del pasado 15 de abril.

“Si usted llegara a ser desalojado de su vivienda denuncie ante las autoridades competentes, así como también se ha prohibido el pago de intereses por mora en cuanto a los servicios” advirtió.

En cuanto a los brotes de xenofobia en la región, el Comisionado de la OEA aseguró que están articulando con las autoridades de la región y desde la OEA una campaña contra la discriminación y la xenofobia, ya que ha habido algunos brotes de xenofobia en contra de los venezolanos. “Ninguna persona debe ser agredida, ofendida, insultada o discriminada por su nacionalidad. Lamentablemente ha habido algunos brotes a raíz del coronavirus y a ese monstruo hay que erradicarlo por completo. No podemos permitir que crezca, sobre todo cuando estamos hablando de tantas personas que están desterradas de su país-.

Retornados, en su peor pesadilla

En medio de la pandemia un importante grupo de venezolanos ha decidido volver a su país en vista de la grave situación que hay en otras naciones de América Latina. Muchos han viajado miles de kilómetros intentando cruzar la frontera para llegar a sus hogares, pero pese a los gobiernos de la región, algunos aseguran que dentro de la nación han vivido una pesadilla.

En tal sentido Smolansky aclaró que de los cinco millones de venezolanos que salieron, un poco más de 22 mil han regresado. “El problema es que si bien los gobiernos de Colombia y Brasil han colaborado con un corredor humanitario para un retorno que es estrictamente voluntario y que forma parte de las consecuencias del coronavirus, los venezolanos cuando han llegado al estado Bolívar, desde Brasil, o a Táchira, desde Colombia, han sufrido tratos crueles y degradantes por parte de representantes del régimen.

Tenemos múltiples testimonios de personas que han dormido en el piso por días, que han estado hacinados en albergues en donde no se cumple el protocolo del distanciamiento social y se exponen al riesgo de ser contagiados; personas a quienes se les ofreció las tres comidas del día y eso ha sido inconsistente y lo que es peor aún es que la Guardia Nacional Bolivariana les está cobrando en moneda extranjera, específicamente 30 mil pesos colombianos para trasladarlos desde Táchira a otras ciudades como Caracas, Valencia y Barquisimeto porque no todos los retornados viven en el estado Táchira”.

Esa situación, aseguró, ha sido denunciada ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. “Han hecho un último reporte de una visita que hicieron a Cúcuta y además está actualizado con la situación del coronavirus pues esto es algo sumamente delicado".

Funciones de la Secretaría General de la OEA

“Aprovecho para aclarar las funciones de esta oficina la Secretaría General de la OEA para los refugiados venezolanos. Nosotros no ofrecemos una ayuda humanitaria directa. No es función de esta oficina ofrecer directamente alimentos o medicinas. Tenemos los objetivos muy claros por mandato del secretario general Luis Almagro. En primer lugar, mostrar la crisis interna de Venezuela y las razones por las cuales los venezolanos están huyendo del país. Esto puede sonar algo obvio para los venezolanos o los migrantes, pero no lo es para la comunidad internacional. Por eso siempre he dicho a los venezolanos que están desterrados que echen su cuento, que se levantaban y no tenían agua potable para bañarse; cómo pasaron días sin comer; que se enfermaron y no conseguían medicamentos; que fueron secuestrados por el hampa; que participaron en una protesta y fueron reprimidos, detenidos y torturados. Todo eso es fundamental que se conozca porque los venezolanos no huimos de un terremoto ni de una guerra convencional sino de una tiranía que ha generado todas estas cosas al mismo tiempo. Por eso en esas mesas de trabajo nosotros siempre recabamos testimonios de los refugiados”.

Por último explicó que el segundo objetivo de esta oficina es promover y articular políticas que atiendan, integren y protejan a los migrantes y refugiados venezolanos. “Por eso es que nuestra interlocución no es solamente con el gobierno interino de Venezuela que tiene a su embajador Gustavo Tarre en la OEA, sino que evidentemente es con todas las autoridades regionales, especialmente en los países donde hay más desplazados venezolanos”.

@ElkisBejarano

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas