@lmaracara

CARACAS.- Mientras el régimen de Venezuela realiza en Caracas una reunión con un grupo de acreedores en la que los tenedores de deuda en vez de un propuesta para la reestructuración reciben café en polvo (escaso en Venezuela, por cierto) y algunos chocolates, la calificadora de riesgo Standard and Poor's (S&P) se deja de rodeos y asegura que la nación caribeña cayó en default (o cesación) de pagos selectivo.

Pero esto qué significa para el país y qué consecuencias puede traer. Acá los puntos clave para entender la situación por la que atraviesa la nación gobernada por Nicolás Maduro.

¿Quién determinó que Venezuela está en default y por qué?

La calificadora S&P, luego de que Venezuela y PDVSA dejaron de pagar cerca de 200 millones de dólares, por intereses de los bonos globales 2019-2024 (de la República) y del PDVSA 2027, que estaban en período de gracia, declaró Venezuela entró en “default selectivo”.

Por su parte, Fitch colocó la deuda de la petrolera estatal venezolana en la categoría de “incumplimiento restringido” por el retraso que tiene en la cancelación de los intereses mencionados.

También las agencia calificadora Moody's considera que la nación están en default.

¿Qué es un "default" selectivo?

Se denomina así a la cesación de pagos de una serie determinada de títulos públicos y no de toda la deuda. Significa que de las deudas que tiene un país, no se está cumpliendo con una parte.

¿Qué otro ente está analizando si hay o no default?

Los tenedores de deuda venezolana consultaron a la Asociación de Mercado de Derivados (ISDA)

Los acreedores de bonos de Venezuela hicieron una primera consulta ante un Comité de la Asociación del Mercado de Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) para que este determine si la nación, al no honrar sus compromisos por $200 millones de dólares por intereses de dos bonos, cayó en default. Se espera que el ISDA anuncie su decisión el próximo jueves 16 de noviembre.

¿Qué pasa si ISDA decida que Venezuela entró en cesación de pagos?

Se activan los seguros que respaldan los papeles y los acreedores podrían entrar en litigio para apropiarse de los activos de PDVSA que respaldan el PDVSA 2020, según explicó Albani Granado, economista de la firma caraqueña Econométrica.

¿Qué ha pesado hasta ahora en los mercados?

La Bolsa de Luxemburgo suspendió la negociación de los bonos globales 2019 y 2024 por “incumplimiento de pago”, reportaron las agencias. "La suspensión se levantará el 15 de noviembre de 2017, luego de un cambio del grupo de operadores y en la convención de cotización de intereses (de limpio a sucio)", agregó la Bolsa de Luxemburgo en un comunicado en su web.

¿Venezuela podría reestructurar su deuda?

Granado estima que es poco probable que Venezuela logre alcanzar algún acuerdo con los acreedores. Explica que sin rectificación de modelo económico los tenedores de deuda venezolana tienen pocas garantías de que la nación logre hacer suficiente caja para honrar sus compromisos más adelante.

¿Qué opciones tiene Venezuela?

La economista Granado estima que la nación petrolera acudirá nuevamente a China y Rusia y que muy probablemente siga recortando las ya mermadas importaciones, lo que seguirá presionando los precios debido a que habrá más bolívares detrás de los pocos bienes disponibles.

¿Y qué dice el régimen de Maduro?

Entretanto, la tarde de este martes, el ministro de comunicaciones, Jorge Rodriguez, insistió en que Venezuela pagó los intereses pendientes. El ministro aseguró que los pagos ya se iniciaron pese a que se han comprabado impagos en las fechas establecidas.

¿Cuál es la situación financiera de Venezuela?

Las precarias condiciones financieras de Venezuela determinadas por la caída de la producción de petróleo y el precio promedio de la cesta petrolera venezolana, que se ha mantenido por debajo de $46 durante todo 2017 y que fue de $35,15 en 2016, se agravaron con la imposición de sanciones financieras por parte de Estados Unidos, que impiden a la nación sudamericana adquirir nueva deuda en el mercado norteamericano.

En este marco financiero entre octubre y diciembre la República y PDVSA debían pagar un total de $3.767 millones, de ese monto aún están pendientes unos 700 millones.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario