MIAMI - Septiembre es un mes muy importante para la feligresía católica venezolana. El 8 de septiembre tiene un significado especial, pues es el Día de la Virgen del Valle y también el día en que se dio la primera aparición de la Virgen María en 1652, al cacique Coromoto. No obstante, no coinciden las celebraciones, pues fue la segunda aparición de la Virgen al cacique Coromoto, el 11 de septiembre, la que quedó establecida oficialmente por la Iglesia Católica para la adoración de la Virgen de Coromoto, a la que en octubre de 1944 el Papa Pío XII, la declara como “Celeste y Principal Patrona de Venezuela”.

La aparición de la Virgen se produjo en una de las zonas de los llanos venezolanos, cerca de Guanare, lo que hoy es la capital del estado Portuguesa y este 11 de septiembre se conmemorarán los 367 años de esa manifestación. En la actualidad, en la zona de esa segunda aparición, fue construido un majestuoso templo, el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, consagrado el 7 de enero de 1996, e inaugurado con una Eucaristía presidida por su Santidad el Papa Juan Pablo II, el 10 de febrero del mismo año.

Te puede interesar

“Te suplicamos que, así como en Coromoto guiaste los pasos de los indios hacia la gracia bautismal, cautives ahora el corazón de los venezolanos y los conduzcas a la renovación de la fe”, dice un fragmento de la oración a Nuestra Señora de Coromoto, que este 11 de septiembre seguramente será repetida en las distintas ciudades de Venezuela y del mundo, gracias a la migración venezolana.

La patrona de oriente

Para los venezolanos la Virgen del Valle es considerada la patrona del oriente. Cada 8 de septiembre se celebra su día, fecha en la que acuden miles de peregrinos a venerarla en su santuario ubicado en el Valle de la isla de Margarita. Una de las características de las festividades es que la Virgen es vestida y con telas suministradas por sus devotos y el propio 8 de septiembre se realiza una procesión de la Virgen por todo el pueblo de El Valle y se oficia una misa en la Basílica Menor de Nuestra Señora del Valle, concelebrada con la asistencia de los obispos de los estados del oriente de Venezuela.

La Virgen del Valle es también conocida como la patrona de los marineros y los pescadores, "la más tierna y dulce de las madres". A ella invocan antes de zarpar o lanzar la red para pescar, pero la devoción a “Nuestra Señora del Valle” o “Vallita” como le dicen coloquialmente, se extiende ya no solo por todo el territorio nacional, sino por cada rincón donde haya un creyente venezolano.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas