@VeroEgui

Para que el sistema sanitario de un país sea saludable deben existen ciertos parámetros: medicamentos, insumos médicos, operatividad en los servicios hospitalarios, recursos, disponibilidad de camas y nutrición. Ninguno de estos se cumple adecuadamente en Venezuela. La crisis hospitalaria que vive la nación no tiene parangón. A esta conclusión llega Julio Castro, Médico Internista Infectólogo y miembro de Médicos por la Salud, un grupo de Residentes y Especialistas que realizó por tercer año consecutivo una encuesta digital que arrojó cifras en rojo.

Los niños son los más vulnerables en todas las sociedades pero en el caso hospitalario de Venezuela es el grupo más afectado ante la escasez. En 63,64% de los centros hospitalarios con servicios pediátricos del país no existe fórmula láctea para los recién nacidos, en 27,27% la cantidad en existencia es limitada, en 5,45% es menor de lo indicado, y en 2,64% hay inventario y fórmulas especiales.

Médicos por la Salud midió el comportamiento de 242 hospitales en 23 estados del país, en los que se incluyó 92 “cabezas de estado” -los más importantes de cada entidad- todos los hospitales de las 38 ciudades más importantes del país. Además de hospitales militares, el Instituto de Previsión y Asistencia Social del Personal del Ministerio de Educación (Ipasme), Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y Barrio Adentro, como muestra representativa del país.

Mayoritariamente los servicios que ofrecen los hospitales están inoperativos: existe 95% de fallas severas o paralización de los laboratorios, 80% de Tomografía Axial Computarizada (TAC), en la que se escanea una técnica de imagen médica para diagnósticos. Lo mismo ocurre en 37,3% de los hospitales que ofrecen servicio de rayos X, y 29,3% con los ecos.

En el caso de los recursos que deberían proveer los hospitales el panorama es incluso más alarmante: existe una falla severa o inoperatividad en 87% de catéter o sondas, 81% de insuficiencia del material médico quirúrgico y 75% de escasez de medicamentos.

hospitales_venezuela_infografia.jpg

José Manuel Olivares, también perteneciente a Médicos por la Salud, y diputado en la Asamblea Nacional, explica que el hecho de que exista 76% de escasez de medicamentos hospitalarios se traduce en que hay un solo antibiótico para todas las enfermedades, pacientes convulsionando y no hay cómo atenderlo, además se suspenden los planes quirúrgicos porque no hay drogas en los pabellones.

En ese mismo sentido, Olivares enfatiza que la escasez en insumos de material médico quirúrgico genera no solo la necesidad de los que los pacientes deban comprarlos para someterse a las intervenciones sino también a la angustia, malestar y la pérdida de vida de los venezolanos

De 15.230 camas hospitalarias que existen en el país 34,8% están inoperativas, mientras que 21,9% camas de servicio no están disponibles, en el caso de los pabellones no hay 41,5% y en 69% de los casos no hay agua. De hecho, las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecen que Venezuela debería contar con 130.000 camas, 30 por cada 10.000 habitantes.

Déficit en la nutrición hospitalaria

Este año debido a la crisis alimentaria que afrontan los venezolanos en paralelo con la sanitaria se incorporó en la encuesta preguntas relacionadas con la nutrición hospitalaria. Tal información determinó que hay fallas de operatividad en 70,97% de los casos, en 14,52% no existe operatividad (los pacientes no reciben alimentos del hospital), y 14,52% están operativas.

Al preguntarle a los médicos sobre la calidad y frecuencia del servicio de nutrición hospitalaria se mostró que en 92,7% de los centros sanitarios no es adecuado, de lo que se desprende que 16,9% de las veces el familiar del paciente lleva la comida, 10,7% recibe con intermitencia el alimento, 12,3% recibe dos comidas o menos y 52,3% obtiene tres comidas en las que falla la cantidad.

Dentro de las enfermedades emergentes se evidenció que Chikungunya es la principal con 33,33%, seguida con Zika con 29,7% y dengue con 12,8%.

Barrio Adentro fracasó como alternativa sanitaria

“Detrás de los números y las gráficas no podemos olvidar nunca que hay historias, padres, hijos, ciudadanos venezolanos que hoy han perdido a un familiar” sentencia Oliveros al tiempo que recuerda que el Gobierno Nacional, primero en manos de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro “dejó morir el sistema tradicional sanitario de salud para crear uno nuevo llamado Barrio Adentro”.

El diputado relata fuera de la métrica analizada que aunque Barrio Adentro en esencia no es una mala idea a implementar como política sanitaria existe una realidad que la adversa: “75% de los módulos de Barrio Adentro I están cerrados porque los médicos que trajeron de fuera, porque no creían en los médicos venezolanos, Barrio Adentro II que está conformado por los CDI hoy funcionan moderamente bien y Barrio Adentro III que estuvo planteado con la construcción de hospitales fracasó.

El presidente Chávez prometía 16 hospitales en 2007 amparado en Barrio Adentro III y hoy solo hay uno: El Cardiológico Infantil, que a juicio de Oliveros ha sido la gran vitrina de salud del Gobierno pero ese hospital tiene hoy a más de 2.000 niños cardiópatas en lista de espera porque al construirlo “dejaron morir el JM de los Ríos por la simple intención de la publicidad del nombre pomposo de la gestión en salud publicitaria y no real”, sentencia.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la economía en EEUU ha mejorado con el Gobierno de Donald Trump?

No
No hay mayor cambio
ver resultados

Las Más Leídas