MIAMI.- Tomar una decisión para resolver una determinada situación es un proceso habitual en la vida de los seres humanos. Se trata de un mecanismo esencial que ciertamente puede resultar estresante y agotador, pero que es absolutamente necesario en la vida cotidiana, tanto para las cosas más simples como para las más complejas.

Por lo general, la toma de decisiones se ve afectada por las emociones, que en muchos casos bloquean la autonomía que necesitamos para elegir una alternativa. Esto abre paso a la indecisión, un comportamiento definido como la falta de determinación ante una situación, y que suele ser producto de la inseguridad.

Te puede interesar

La ciencia ha demostrado que la adolescencia es el momento en el que se experimentan los mayores niveles de inseguridad, pero lo cierto es que esta sombra nos acompaña a lo largo de la vida, y ataca especialmente en los momentos de debilidad marcados por la tristeza, la ansiedad, el miedo, la euforia y cualquier otro estado que altere nuestra percepción de la realidad.

Ahora bien, cuando la indecisión se convierte en recurrente y crónica hace su aparición un desorden mental poco común pero reconocido por la Asociación Americana de Psiquiatría. Es la aboulomanía, un trastorno caracterizado por una indecisión patológica que, en ocasiones, se convierte en una obsesión.

Trastorno incapacitante

El termino aboulomanía proviene de las palabras griegas “α” que se traduce como sin, “βούληση” que quiere decir voluntad, y “μανία” con el que se ilustra la locura. Y según los especialistas, este desorden mental afecta directamente la región del cerebro asociada a la toma de decisiones racionales, ubicado específicamente en la corteza prefrontal.

La aboulomanía está asociada a otros trastornos mentales como la ansiedad, el estrés, la depresión y la angustia, suele ser incapacitante, y no solo puede afectar la funcionalidad social del paciente, sino llevarlo, en los casos más graves, al suicidio.

Tomar decisiones, más allá de la importancia que estas tengan, puede ser una experiencia abrumadora para cualquiera, pero en el caso de las personas con aboulomanía, el nivel de estrés es aún mayor. Por lo general, estos pacientes califican sus decisiones como inadecuadas y están convencidos de antemano de que los resultados de su elección serán negativos.

El origen de este raro trastorno mental aún se desconoce, pero se infiere que involucra tanto factores biológicos como de desarrollo. Algunos especialistas coinciden en que los patrones adquiridos en el hogar son determinantes, especialmente cuando se trata de esquemas autoritarios o de sobreprotección, que fomentan la dependencia y la inseguridad.

Por otra parte, se ha confirmado que muchas personas con aboulomanía fueron socialmente humilladas en su etapa desarrollo, lo que afianzó en su interior la certeza de que son incapaces de vivir de forma autónoma.

Solos y temerosos

Básicamente las personas con este desorden mental evitan a toda costa estar solos, son especialmente susceptibles a las críticas o la desaprobación, necesitan el apoyo de otras personas para tomar decisiones, tienen temor de ser abandonados, evitan asumir cualquier responsabilidad, y les cuesta expresar sus puntos de vista si estos difieren al expresados por el resto de los interlocutores.

Otra característica de quienes han sido diagnosticados con aboulomanía es que por lo general asumen una actitud pasiva cuando establecen una relación de pareja, se vuelven dependientes, y se sienten indefensos cuando estas terminan.

Diagnosticar este trastorno mental no es sencillo, de hecho no existen pruebas específicas, por lo que los especialistas basan su decisión en herramientas de entrevista y evaluación especialmente diseñadas para analizar el comportamiento sintomático del paciente.

Otras herramientas de evaluación que se emplean para confirmar un diagnóstico de aboulomanía son: el Inventario Multifásico de la Personalidad de Minnesota (MMPI-2), el Inventario multiaxial clínico de Millon (MCMI-II), la Prueba de psicodiagnóstico de Rorschach y la Prueba de apercepción temática (TAT).

A nivel de tratamiento, las personas que enfrentan este desorden mental solo buscan ayuda especializada para resolver los problemas de depresión y ansiedad, para lo cual se usan fármacos específicos bajo supervisión para evitar la dependencia. Ahora bien, superar la aboulomanía requiere del auxilio de la psicoterapia, un método de consejería y entrenamiento que fomenta la independencia y autoconfianza. Se trata de una terapia de corto plazo que permite además al paciente aprender a establecer relaciones interpersonales saludables.

Para enfrentar la indecisión:

  • Olvide el miedo, comience tomando decisiones sobre pequeños asuntos.

  • Evite analizar las cosas en exceso, no importa cuánta información tenga o cuánta lógica aplique, eso no hará la decisión más fácil.

  • Practique, haga de la toma de decisiones una disciplina diaria, comience con cosas sencillas como qué almorzar o cómo premiarse después de una buena jornada de trabajo.

  • Póngase un límite de tiempo para decidir, y cúmplalo.

  • Aprenda a confiar en usted, concéntrese en sus habilidades y puntos fuertes, nadie es perfecto y tomar decisiones es necesario.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.83%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.6%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
40663 votos

Las Más Leídas