Llega un momento en el día en el que el agotamiento nos gana la batalla. Sin necesidad que esté cerca la noche, el cuerpo tiende a agotarse luego de varias horas en constante jornada.

Para algunos se trata sólo de un capricho o una costumbre que no aporta nada. Sin embargo, esto no es verdad. Sí hay beneficios que se consiguen con sólo una siesta. Mira aquí:

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario