Suele pasar: después de lavar las toallas, la tela parece perder su suavidad. ¿Por qué ocurre?

Por el modo de secado.

Te puede interesar

Al parecer, si las toallas no se secan con suficiente corriente de aire, se endurecen porque sus telas, que suelen tener fibras e hilitos que se enrrollan, se "desordenan" en las lavadoras.

Si se secaran al aire libre, con el viento vuelven a ordenarse, pero si se secan en un sitio cerrado, ese "desorden" queda tal cual.

Recomendación

Si le gusta que las toallas y los toallones sean más suaves, puede colgarlos al aire libre para que sequen bien o sacudirlos muy bien antes de doblarlos y guardarlos en un gavetero o cajón.

Eso sí: se recomienda evitar un uso desmedido de jabón o detergentes, porque si quedan restos en la tela, eso tampoco ayuda.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.85%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.23%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.92%
13920 votos

Las Más Leídas