Todo niño sabe que consumir demasiado azúcar es perjudicial para la salud. Por eso, quienes buscan cuidarse evitan chocolates, caramelos y gominolas. Sin embargo, no son éstas las únicas formas de incorporar azúcares al organismo: quienes desayunan un yogur con frutas por la mañana o cenan una ensalada con un aderezo listo para usar comprado en el supermercado también ingieren un montón de azúcar. Por eso, aquí algunos consejos para detectar azúcares "ocultos":

Yogur con frutas

Suena sano, pero es una auténtica bomba de azúcar: en 150 gramos de yogur con frutas hay unos seis dados de azúcar. Lo mismo sucede con muchas bebidas probióticas. La alternativa es consumir yogur natural y mezclarlo con trozos de fruta fresca.

Jugos y smoothies

Las frutas y las verduras son sanas, pero no de cualquier forma. En la mayoría de los smoothies ya preparados suele haber jugo de manzana u otros jugos de fruta con un alto contenido de fructosa. En los jugos de fruta con alto concentrado de jugo de fruta o néctar suele haber además azúcares adicionales. La alternativa: tomar aguas con hierbas, jenjibre, o licuados caseros con frutas y verduras.

Salsas, aderezos y dips

¿Quién no pica unos pepinillos, unos tomates, unos ajíes o prepara bastoncitos de zanahoria para picar? El estómago ya empieza a hacer ruido a simple vista. Uno cree que está comiendo sano, pero el problema es el aderezo ya listo comprado en el supermercado. Estos suelen tener azúcar adicional, por lo general en forma de jarabe de glucosa. La alternativa: preparar dips con queso crema, aderezar las ensaladas con vinagre o limón, aceite de oliva y hierbas frescas. El queso crema mezclado con hierbas también es delicioso para untar panes.

Mueslis y cornflakes

Muchas personasa arrancan el día con un buen muesli. Sin embargo, cuidado: en muchos de estos productos listos para consumir hay grandes cantidades de azúcar. La alternativa: preparar el muesli uno mismo con copos de avena, canela y nueces o lo que se le quiera añadir, como pedacitos de banana o fresas.

Ensaladas y verduras de frasco

A veces simplemente no se tienen ganas de cocinar y se decide abrir una lata de ensalada de repollo ya lista, un chucrut o una lata de choclo o arvejas. ¡Atención! Esto no es siempre una buena idea. Las verduras en frasco, especialmente la col roja, suelen tener grandes cantidades de azúcar. La alternativa: preparar una ensalada fresca en casa o usar verduras congeladas sin salsas adicionales.

Platos preparados

Salchichas empaquetadas, pizzas congeladas...la mayoría de las personas sabe que no son muy sanas. Lo que se conoce menos es que, además, suelen contener bastante azúcar. El problema es que los fabricantes emplean algunos trucos para esconder el azúcar bajo nombres como glucosa, lactosa, dextrosa, sacarosa, sacarosa, maltosa o fructosa. En líneas generales, cuanto más natural un alimento, más chances hay de no estar consumiendo azúcares adicionales.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas