El magnesio es un nutriente necesario para la salud, involucrado en multitud de procesos, entre ellos: el metabolismo energético, la síntesis proteica, la síntesis y degradación de ácidos grasos, la contracción y relajación muscular, la regulación de los huesos y el estado mineral, las reacciones hormonales y el funcionamiento del sistema nervioso.

Te puede interesar

Este conjunto de acciones son el foco de inicio de una larga cadena sintomatológica que se inicia con un déficit en alguno de esos puntos y se extrapola hasta alterar la actividad de otros sistemas como por ejemplo el óseo, respiratorio, digestivo, circulatorio, reproductor e incluso inmunológico.

Las opiniones e informaciones emitidas en esta sección no reflejan necesariamente la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad del patrocinante.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario