Los padres no acaban de comprender que nuestros hijos nacen dependientes, pero deben crecer hacia la independencia o autonomía. Muchos creen que sus hijos siempre estarán bajo su falda, no entienden que la principal función de la familia, y sobretodo de los padres, es lograr que salgan hacia la vida y aprendan a resolver sus problemas.

Todos necesitamos apoyo, somos dependientes de los seres que amamos, pero mientras más caminamos en ese sentido, descubrimos que esto fomenta el abuso y que lo ideal es ser lo más independientes posibles, para poder llegar a tener relaciones de interdependencia, de dar y recibir, y ayudarnos mutuamente.

Te puede interesar

Todos los seres humanos nacemos totalmente dependientes. Un bebé, si es abandonado, muere en poco tiempo. No puede comer, ni caminar, ni hablar... solo le queda llorar. Somos el único animal que nace tan desprotegido. Eso no le pasa a un pez, ni a un gatito. Ellos pueden sobrevivir.

El ser humano se mueve desde la total dependencia muy lentamente. Nos toma tiempo hablar, caminar, comer por sí solos y qué decir del espacio que recorremos para ser adultos a cargo de nuestras vidas. De hecho, emocionalmente nunca seremos totalmente independientes, porque creamos vínculos de amor con quienes nos cuidaron en la niñez. Eso nos hace más dependientes emocionalmente. Es deber de los adultos que nos rodean empujarnos a crecer. El pequeño debe aprender a hacer las cosas por sí solo, pero hay cosas en las que no debe decidir:

-Ir a la escuela, al menos que le tenga fobia. Cuidado con eso. Si un niño se niega a ir al colegio, investigue. Quizás está siendo abusado, tiene problemas para aprender, o cualquier cosa que usted no sabe. Por lo general, nuestros niños aman ir a socializar con sus amiguitos y maestros.

-Tomar sus medicinas. Eso no es negociable.

-Comer. Aunque nunca debe obligarse a comer a nadie, sí debe sentársele a la mesa. Y si no come, no hay postres hasta que lo haga. Explicarle las razones.

-Para dormir, debe tener un horario, pero sin obligarlo. Nadie duerme cuando quiere, sino cuando el sueño lo vence.

-Es bueno que exprese su agresividad sin pegar a otro o insultar, pero debe expresarla. Lo contrario es dañino.

Muchos padres se sorprenden cuando los niños pequeños empiezan a querer tomar decisiones por sí solos, como elegir su ropa, no querer ir a la escuela, hacer pataletas si no lo dejan hacer lo que desean, etcétera. El mejor ejemplo son los terribles dos. A esa edad es que el niño comienza a expresar su agresividad. Ante esto, paciencia y firmeza.

Nunca haga por un niño lo que él puede hacer solo, aunque no lo realice muy bien, como amarrarse los cordones del zapato. Por mal que lo haga, si lo logra, siempre apláudalo. Recuerde que un abrazo muy fuerte asfixia al ser amado. Déjelo volar.

www.NancyAlvarez.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas