Estamos acostumbradas a que los días en que menstruamos no sean los más cómodos del mes, pero cuando tenemos un flujo de sangre muy fuerte, nos retorcemos de dolor y sentimos una presión insoportable en la zona baja del vientre, tenemos que estar atentas porque puede ser síntoma de un mioma.

El mioma es un tumor benigno en el útero que por lo general no genera mayores inconvenientes y es detectado más bien por casualidad.

Si tienes dolores muy fuertes, tal vez te ayude hacer ejercicios de relajación tipo yoga o el movimiento. Cada una debe probar qué le hace mejor.

Por lo general sólo se recomienda intervenir para retirar los miomas cuando pueden perjudicar la reproducción. Otra alternativa es tratarlos con hormonas.

Cuando comienza la menopausia, los tumores benignos suelen desaparecer y las molestias ceden, con lo cual, si estás próxima a esa etapa, tal vez sea mejor esperar en lugar de intervenir. Por supuesto, no dejes de hacerte los controles regulares con tu ginecóloga, que será quien mejor te pueda asesorar.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas