¿Qué es la hepatitis A?

Te puede interesar

Es una infección hepática altamente contagiosa causada por el virus de la hepatitis A. Puede variar desde una dolencia leve que dura unos días hasta una enfermedad grave que dura varios meses. Los síntomas incluyen: fiebre, fatiga, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, diarrea, heces de color arcilla, dolor e ictericia en las articulaciones, o coloración amarillenta de la piel y los ojos. Los síntomas generalmente duran menos de dos meses, aunque pueden perdurar hasta seis meses en algunas personas.

¿Cómo se propaga?

El virus generalmente se propaga cuando alguien, sin saberlo, lo ingiere de objetos, alimentos o bebidas contaminados por pequeñas cantidades de heces de una persona infectada. También puede propagarse durante el contacto personal cercano con una persona infectada, como a través del sexo o al cuidar a una persona enferma.

¿Quién está en riesgo?

Cualquiera puede contraer hepatitis A, pero las personas con mayor riesgo incluyen aquellas que tienen contacto directo con alguien que la tiene, personas que usan drogas (inyectables o no), personas sin hogar o con viviendas inestables, hombres que tienen sexo con hombres y viajeros a países donde el virus es común.

¿Quién debe vacunarse?

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC recomienda vacunar a los grupos en riesgo, así como a los que tienen más probabilidades de sufrir complicaciones por la hepatitis A, los niños de 1 año y "cualquier persona que desee obtener inmunidad". El comité votó recientemente para extender sus recomendaciones a menores de 2 a 18 años que no recibieron la vacuna cuando eran bebés.

¿Cómo se trata la infección?

No hay medicación ni cura; el virus debe seguir su curso. Los médicos generalmente tratan los síntomas y recomiendan descanso, nutrición adecuada y líquidos. Algunas personas necesitan ser hospitalizadas. En casos raros, la hepatitis A puede ser fatal, especialmente cuando afecta a personas mayores o a los que ya sufren una enfermedad hepática.

¿En qué se diferencia la hepatitis A de otros tipos de hepatitis?

Las hepatitis A, B y C son causadas por diferentes virus. La hepatitis B se transmite principalmente cuando la sangre, el semen u otros fluidos corporales de una persona infectada entran al cuerpo de otra persona. La hepatitis C se transmite por la sangre. La hepatitis B o C pueden variar desde ser enfermedades leves, que duran unas pocas semanas, hasta afecciones graves y crónicas. Hay vacunas para la hepatitis A y B, pero no para la hepatitis C.

FUENTE: Kaiser Health News

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario