lunes 20  de  mayo 2024
ESTUDIO

Trabajo remoto, menos contaminación y pérdidas económicas para el sector transporte

Un aumento del 10% del trabajo remoto reduciría los ingresos en el área transporte en $3.700 millones en EEUU, según la Universidad de Florida

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

MIAMI.- Un nuevo estudio revela que el trabajo remoto podría reducir cientos de millones de toneladas de emisiones de carbono derivadas de los viajes en automóvil, pero a costa de miles de millones de dólares perdidos en ingresos del transporte público.

Utilizando los datos más recientes sobre el trabajo remoto y el comportamiento del transporte desde que la pandemia trastornó las modalidades de trabajo, investigadores de la Universidad de Florida, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Pekín revelaron cómo las ciudades podrían cumplir sus objetivos de sostenibilidad promoviendo el trabajo remoto.

Así que el panorama es muy complicado y si los efectos son positivos o negativos depende de las partes interesadas, revela el estudio. Los investigadores encontraron que un aumento del 10% en los trabajos remotos podría conducir a una caída del 10% en las emisiones de carbono del sector del transporte, o casi 200 millones de toneladas de dióxido de carbono al año en EEUU gracias a menos viajes en automóvil. Pero la misma proporción de trabajo remoto reduciría los ingresos por tarifas de transporte en 3.700 millones de dólares a nivel nacional, una enorme caída del 27%.

Alrededor del 14% de la fuerza laboral trabaja exclusivamente desde casa, pero hasta la mitad de todos los trabajadores pueden trabajar de forma remota al menos parte del tiempo, según diferentes encuestas.

Menos consumo de energía

"Las agencias de transporte deben estar muy preocupadas", afirmó Shenhao Wang, Ph.D., profesor de planificación urbana en la UF que supervisó el nuevo estudio. “Sin embargo, en general esperaríamos un menor consumo de energía debido a la reducción de los viajes en automóvil".

Los planificadores urbanos han considerado durante mucho tiempo el trabajo remoto como una forma de reducir la congestión del tráfico y las emisiones de carbono. Pero antes de la pandemia de COVID-19, era difícil analizar los efectos del trabajo remoto porque pocos empleados trabajaban desde casa. El rápido aumento y la inversión continua en el trabajo remoto provocado por la pandemia finalmente permitieron a los investigadores la oportunidad de ver cómo la tendencia afecta la movilidad urbana.

El nuevo estudio cubrió el período comprendido entre abril de 2020 y octubre de 2022 e incluyó datos de Google sobre patrones de trabajo remoto, junto con información de la Administración Federal de Carreteras para viajes en automóvil y una base de datos nacional sobre el número de pasajeros en transporte público.

Se minimiza el uso del vehículo

“La gente depende principalmente del transporte público para ir a trabajar. Cuando las personas empiezan a laborar desde casa, su necesidad de desplazarse se reduce en gran medida. Por lo tanto, una gran parte del uso del transporte público ya no era necesaria”, afirmó Yunhan Zheng, Ph.D., investigador postdoctoral en el MIT y autor principal del nuevo artículo.

“Por otro lado, muchas personas dependen de los vehículos para desplazarse además de ir al trabajo. Van de compras, acuden a restaurantes y actividades de ocio. Es posible que esas actividades no necesariamente desaparezcan cuando la gente trabaja desde casa”.

Debido a estas diferencias entre el comportamiento de conducción y de tránsito, “esto puede representar un desafío para las agencias de tráfico en términos de su sostenibilidad financiera, por lo que es posible que deban tomar algunas medidas para hacer frente a esto. Por ejemplo, podrían proporcionar más servicios durante las horas de menor actividad en áreas residenciales para atender mejor a los trabajadores remotos”, dijo Zheng.

Zheng, Wang y sus colaboradores publicaron sus hallazgos en Nature Cities. Los investigadores planean continuar analizando los efectos del trabajo remoto en la movilidad urbana a medida que haya nuevos datos disponibles y las tendencias del empleo vayan más allá de los efectos inmediatos de la pandemia.

FUENTE: UNIVERSIDAD DE FLORIDA

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar