martes 23  de  julio 2024
MÚSICA

Álbum "Freedom, Justice and Hope" le canta a la injusticia racial

Bryan Stevenson y Wynton Marsalis lanzaron un álbum en vivo de grabaciones históricas de jazz creadas para protestar contra la injusticia racial

NUEVA YORK.- Las tradiciones musicales afroamericanas, como el jazz, son fundamentales para las celebraciones de Juneteenth o Día de la Emancipación, dice el abogado de derechos civiles y pianista de jazz Bryan Stevenson. Por esto, Stevenson y el jazzista galardonado con el Premio Pulitzer Wynton Marsalis lanzaron Freedom, Justice and Hope, un álbum en vivo de grabaciones históricas de jazz creadas para protestar contra la injusticia racial, a tiempo para las celebraciones de este año del Juneteenth o Día de la Emancipación, que conmemora en Estados Unidos la emancipación de los afroestadounidenses esclavizados.

Además de un nuevo arreglo de Alabama del saxofonista John Coltrane, que rinde homenaje a las cuatro menores de edad afroamericanas asesinadas cuando el Ku Klux Klan bombardeó la Iglesia Bautista de la Calle 16 de Birmingham en 1963, el proyecto incluye composiciones originales de la prometedora bajista Endea Owens y el trompetista Josh Evans.

El álbum, lanzado bajo Blue Engine Records, cuenta con la orquesta de Jazz at Lincoln Center, donde Marsalis es el director general y artístico. Está disponible en plataformas digitales.

Grabación del álbum

Su publicación se produce antes de que se cumplan 10 años de la muerte de Michael Brown, un adolescente asesinado a tiros por la policía en Ferguson, Missouri, que desencadenó una ola de protestas de Black Lives Matter. Cuando se grabó Freedom, Justice and Hope hace tres años, en 2021, la nación se tambaleaba por otro punto álgido: el asesinato de George Floyd a manos de un oficial de policía en Minneapolis.

“Tomar algunas de las grandes obras de jazz del siglo XX e integrarlas con la narrativa sobre la larga lucha por la justicia social en este país es simplemente un sueño hecho realidad”, dijo Stevenson, quien fundó la Equal Justice Initiative, una organización sin fines de lucro para la reforma de la justicia penal y la justicia racial con sede en Montgomery, Alabama.

"La historia del jazz y la musicalidad en la protesta afroestadounidense es más profunda de lo que mucha gente cree", dijo Marsalis, el legendario trompetista que incluye melodías conmovedoras a lo largo del álbum. Stevenson acompaña al piano y entreteje reflexiones habladas sobre la privación de derechos, la injusticia racial y el activismo que se encendió en respuesta.

“El jazz, en sí mismo, era una respuesta en contra de los espectáculos de Minstrel”, dijo Marsalis, refiriéndose a una forma de entretenimiento surgida en el siglo XIX, que incluía a actores blancos con rostros pintados de negro que realizaban representaciones racistas de los afroestadounidenses.

“El jazz sigue teniendo el mismo impacto”, dijo. “La gente se presenta, puede tocar sus instrumentos, se toman en serio lo que hacen. Discuten problemas, son honestos al respecto y no sienten la necesidad de denigrarse a sí mismos”.

"Cosas que deslumbraron e inspiraron"

Derivado del ragtime y el blues, cultivado en la Nueva Orleans de principios de siglo, y que alcanzó prominencia durante el Renacimiento de Harlem (movimiento cultural de las décadas de 1920 y 1930), el género es una encrucijada donde la música se encuentra con la lucha por la justicia. Algunos historiadores, incluso, consideran que la interpretación de la cantante de jazz Billie Holiday en 1939 de Strange Fruit, un poema contra los linchamientos de Abel Meeropol, fue uno de los catalizadores del Movimiento por los Derechos Civiles.

“Creo que el jazz como forma de arte debe entenderse como una protesta contra estas narrativas de que los afroamericanos son de alguna manera incapaces”, dijo Stevenson. “Lo extraordinario que hicieron los músicos de jazz fue que tomaron la música occidental, hicieron cosas con estas formas de arte que otros han estado tocando durante siglos y agregaron cosas que deslumbraron e inspiraron”.

“Lo hicieron con una especie de dignidad e intencionalidad de refutar esta falsa narrativa de jerarquía racial”, dijo.

Con ese espíritu la optimista Ida’s Crusade de Owens narra la lucha de toda la vida de la periodista Ida B. Wells-Barnett contra el linchamiento y el encarcelamiento injusto. Elaine, de Evans, se inspira en la masacre de 1919 en Arkansas que se cobró la vida de varios cientos de estadounidenses.

Con Marsalis y Stevenson, la orquesta Jazz at Lincoln Center interpreta nuevos arreglos de Honeysuckle Rose, compuesta originalmente por Fats Waller en 1929; We Shall Overcome, el estribillo del Movimiento por los Derechos Civiles de 1947; y Freedom Suite, compuesta originalmente por Sonny Rollins en 1958.

Aparte de los monólogos de Stevenson, las canciones de “Freedom, Justice and Hope” son completamente instrumentales, sin voces.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar