ROMA.- La actriz italiana Asia Argento, una de las principales activistas del movimiento #Me Too, admitió hoy haber tenido sexo con Jimmy Bennett y dijo sentir actualmente "pena" por el ex actor juvenil, que la acusa de abuso sexual.

El mes pasado, "The New York Times" reveló que Argento, de 43 años, acordó pagar 380.000 dólares a Bennett después de que ambos se reunieran en una habitación de hotel de California en 2013, cuando el joven tenía 17 años. En ese estado la edad para tener consentimiento es 18.

La actriz y directora aceptó entonces que se realizó un pago, pero negó cualquier "vínculo sexual".

En diálogo con la televisión italiana La7, Argento habló de cómo vio a Bennett confirmar las acusaciones de abuso la semana pasada, en una entrevista que él concedió a la misma emisora.

"Me enojó un poco pero, sobre todo, sentí pena por él", afirmó. Bennett es "un niño que no logró continuar su carrera y por eso un alma perdida", añadió. Al mismo tiempo acusó a Bennett de "chantaje y extorsión".

Argento admitió haber tenido sexo con el actor, luego de que acordara encontrarse con él para ayudarlo a preparar una audición. "Literalmente saltó sobre mí" y eso la dejó "congelada", relató.

En los meses siguientes, Bennett "la atormentó" eNviándole videos de Snapchat mostrándose desnudo o masturbándose, dijo Argento, y lo describió como un "joven cachondo" obsesionado con ella.

La actriz comentó que dio una versión distinta de los acontecimientos en su primera reacción a la publicación del "New York Times" porque "no deseaba entrar en los detalles sórdidos".

"No sabía que era menor de edad", señaló Argento, y explicó que no había visto a Bennett en los 10 años anteriores. "No pensé en las leyes de California, ya que no era un encuentro sexual".

El mes pasado Argento reveló que su pareja, el fallecido chef televisivo Anthony Bourdain, respondió a las amenazas de acciones legales de Bennett accediendo a darle dinero al actor, para ayudarlo a atravesar "severos problemas económicos". Bourdain se suicidó en junio pasado.

Argento le contó además a La7 que vio "el abismo, la desesperación", luego de la muerte de Bourdain, y que sintió "culpa por no haber visto su dolor".

Asimismo comentó que tras la muerte de Bourdain puso fin a los pagos a Bennett, realizados en cuotas, porque no estaba de acuerdo con ellos. Esto fue antes de que el reporte del "New York Times" revelara el acuerdo, indicó.

Lo peor de haberse visto involucrada en las acusaciones de abuso sexual fue ser llamada una "pedófila, un estigma que no le deseo a nadie", declaró la actriz a La7.

A raíz del escándalo, debió dejar el jurado de la versión italiana del reality de talentos "X Factor", un show de talentos de canto en televisión. Argento finalizó la entrevista reclamando ser reincorporada al programa.

Argento fue una de las primeras actrices en denunciar al productor de Hollywood Harvey Weinstein el año pasado, que dio origen al movimiento #MeToo contra el abuso y acoso sexual.

La actriz acusó a Weinstein de haberla violado en 1997, cuando ella tenía 21 años. Desde que dio a conocer la acusación, ha sido una de las portavoces del movimiento en Hollywood.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas