sábado 15  de  junio 2024
CORONA

Carlos III ingresa a hospital para operación de próstata

El rey Carlos III, de 75 años, ingresó hoy en un hospital londinense para ser operado de su hipertrofia benigna de próstata

LONDRES.- El rey Carlos III, de 75 años, ingresó hoy -26 de enero- en un hospital londinense para ser operado de su hipertrofia benigna de próstata, anunció el Palacio de Buckingham.

"El rey ingresó en un hospital de Londres esta mañana para recibir el tratamiento programado. Su majestad quiere dar las gracias a todos los que le enviaron buenos deseos durante la semana pasada y le encanta saber que su diagnóstico está teniendo un impacto positivo en la concienciación sobre la salud pública", señaló el palacio en un comunicado.

El rey fue visto esta mañana entrando en el hospital privado London Clinic de la capital británica, donde la princesa Kate de Gales, esposa del hijo mayor de Carlos, el príncipe heredero William, también está ingresada.

Kate se recupera en dicho centro de una cirugía abdominal a la que se sometió con éxito la semana pasada y por la que debe estar ingresada unos 14 días.

Según medios británicos, el rey visitó a Kate justo antes de ingresar para su operación.

El Palacio de Buckingham había anunciado el 18 de enero que el monarca se iba a someter a un procedimiento correctivo en la próstata.

Animar a hacer pruebas ante diagnóstico de Carlos III

"Como miles de hombres cada año, el rey pasó una consulta por agrandamiento de la próstata. Lo que sufre su majestad es benigno", explicó entonces Buckingham.

Según la prensa británica, las precisiones sobre la dolencia del rey se hicieron públicas para animar a los ciudadanos a hacerse pruebas, puesto que la monarquía no suele dar muchos detalles de estos temas.

Y la iniciativa de la casa real tuvo éxito, ya que se dispararon las visitas a la página dedicada a esta dolencia en el sitio del NHS, el servicio público de salud británica.

En los 48 horas posteriores al anuncio del problema de próstata del rey, se registraron 26.000 visitas a la página, frente a una media de 1.400 diarias en fechas precedentes.

La organización benéfica Prostate Cancer UK informó también que había observado un aumento de más del 100% en el número de personas que utilizaban su verificador de riesgos en línea al día siguiente del anuncio.

La hiperplasia o hipertrofia de próstata se diagnostica cuando existe un crecimiento benigno de la glándula prostática en los hombres.

Esta hipertrofia o agrandamiento de la próstata provoca síntomas urinarios en el varón adulto y es un proceso que se correlaciona con la edad del paciente.

Ian Eardley, cirujano urológico y director del NHS England, afirmó que la afección era hasta cierto punto, algo inevitable del envejecimiento para casi todos los hombres. "Pero este anuncio hará que más hombres busquen ayuda. Eso es algo bueno", dijo el galeno.

Los problemas de salud de dos miembros de la realeza, Carlos III y Kate de Gales, dejan a la monarquía estos días sin tres de sus figuras más importantes, ya que William también ha decidido suspender su presencia en actos públicos para estar al lado de su esposa.

La reina Camila será por tanto casi el único miembro de la primera línea real en activo en las próximas fechas.

Salud de la realeza

Camila, segunda esposa de Carlos III, afirmó ayer, en un acto en Escocia, que su esposo está bien y que tiene prisa por volver al trabajo.

A esos dos problemas de salud en la realeza se unió el anuncio el domingo de que la duquesa Sarah Ferguson, antigua esposa del príncipe Andrés, hermano de Carlos III, padece un melanoma maligno, un cáncer de piel.

El comunicado de la dolencia del rey constituyó el primer anuncio público de Buckingham sobre la salud del soberano desde su ascenso al trono en septiembre de 2022, tras la muerte de su madre, la reina Isabel II.

La transparencia con los detalles de salud del rey supone una clara ruptura con el pasado.

La causa anunciada de la muerte de Isabel II en septiembre de 2022, a los 96 años, fue la vejez, aunque un biógrafo real había afirmado que tenía cáncer de médula ósea.

Al padre de Isabel II, el rey Jorge VI, gran fumador, le extirparon un pulmón en septiembre de 1951, sin hacerse público.

Nunca se recuperó, murió en febrero de 1952 y con el tiempo se reveló que tenía cáncer de pulmón.

FUENTE: AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar