jueves 11  de  julio 2024
GASTRONOMÍA

Chef James: "Me enamoré de México"

El chef James honra la cultura mexicana con el menú de La Doña Seafood & Grill, el nuevo restaurante donde deleita a los comensales del sur de Florida

Diario las Américas | WILMA HERNÁNDEZ
Por WILMA HERNÁNDEZ
Embed

MIAMI.- El chef James se dejó seducir por la gastronomía mexicana desde su primer acercamiento a la cultura ancestral del país azteca. Y luego de conocer la riqueza de esa cocina quiso traer al sur de Florida un pedacito de ese sabor de México con la apertura de La Doña.

Ubicado en el mall Sawgrass Mills, en Sunrise, el restaurante se especializa en platillos mexicanos con un toque de mariscos a la parrilla y coctelería típica de la tierra que conquistó el paladar del chef.

“Cuando empecé en la televisión, hace muchos años, comencé a viajar a México por conocer la cultura mexicana. Y me enamoré tanto de esa gastronomía que quise estudiarla muy en profundidad. Trabajé con chefs extraordinarios que me dieron la oportunidad de conocer su cultura desde adentro. Y fue increíble conocer ese país de cerca”, contó el chef James en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Del menú exhorta a degustar la variedad de platos, ya sean fríos o calientes, así como los aperitivos.

“Tienen que probar todo. Una mezcla de productos fríos y calientes, los ceviches, los guacamoles, que hacemos en el medio de la mesa, como lo que llaman table side, que era algo que queríamos recrear de muchos restaurantes mexicanos. Y luego de la parrilla, que siempre ha sido una de mis grandes pasiones, tenemos el pulpo y el ribeye a la parrilla, con un polvo de chiles. Todo es realmente súper diverso y divertido”, detalló el venezolano.

Además de las recomendaciones en cuanto a la carta, el chef propone una cena compartida que se disfrute en familia o con amistades, libre de interferencias como no suele suceder hoy en día.

“Me gusta que sea una comida de compartir, como siempre lo fue en mi hogar. Aquella comida en el medio de la mesa y era prácticamente religioso que todos nos sentáramos a la mesa todos los días. Eso no era negociable. Y eso es lo que recomendamos aquí en La Doña, que pidan muchas cosas, que compartan, que hablen y se comuniquen, que es algo que también hemos ido perdiendo como sociedad. A veces me causa gracia porque, por ejemplo, cuatro amigos dicen vamos a salir y cuando salen a comer, están enterrados en el teléfono”, señaló.

De México también colecciona momentos importantes de su vida: allí se comprometió, luego regresó para casarse y visita el país a menudo.

“Me comprometí y me casé en México. Viajo cuatro veces al año. Y quería que fuera una celebración de la cultura mexicana, pero, al mismo tiempo, una celebración de la mujer latina. Por eso se llama La Doña”, dijo.

Pero el nombre del restaurante también honra a su madre y a la esencia protectora femenina.

“Llegué a este país con mi madre solita. Las mujeres tienen un nivel de tolerancia y persistencia que es impresionante. Entonces es un tributo a la resiliencia de la mujer, un homenaje a esa mujer latina que viene incansablemente a sacar a su familia adelante. Además, es esa figura que nos alimenta en casa, que se encarga de que sus hijos estén bien alimentados. Y para mí es bonito celebrarlas a través de lo que sé hacer: la gastronomía”, expresó.

Asimismo, desenvolverse en un restaurante le permite estar cerca de quienes ya lo conocen a través de la pantalla o las redes sociales.

“Por más de 15 años me dedico a la televisión. Siempre me han visto millones de personas, pero yo nunca había tenido la oportunidad de verlos. Y ahora tengo la oportunidad porque vienen personas: ‘compré tus sartenes y tus especias en tu página web en la mañana y ahora en la noche estoy comiendo aquí y te conozco. Y cuando me dicen que es un honor, les digo que el honor es mío, porque muy poca gente que está de enfrente al cámara habla de lo importante que son quienes están del otro lado y que debemos todo lo que hacemos a esas personas”, expuso.

Su lado altruista

Para celebrar la apertura de La Doña Seafood & Grill, el chef ofreció una cena con un propósito altruista. Los fondos recaudados fueron destinados a la Fundación Internacional Bambi, una organización sin fines de lucro que respalda a instituciones en Latinoamérica en la labor de amparar y proveer servicios sociales a niños desfavorecidos.

“Llegue a este país con 13 años. Mucha gente habla de estas historias como algo que inspira lástima. Pero yo lo digo para que entiendan que todo es posible en este país. Yo llegué con 300 dólares y con mi madre. Empecé a trabajar a los 14 años y creo que la vida ha sido extremadamente generosa conmigo. He tenido una vida muy privilegiada, he vivido cosas que ni en mis más remotos sueños se me habrían ocurrido ni pensado”, recordó al argumentar su motivo por querer contribuir a la causa de la fundación.

“Y creo que iniciativas como estas, donde uno tiene la oportunidad de dar, son importantes. Tenemos que dar, ganamos más dando que recibiendo. Esta fundación dedica todos sus esfuerzos a rescatar a niños y darles una segunda oportunidad de vida. Son niños que han pasado por violencia doméstica, por violaciones, por maltrato físico o psicológico. Es como un nuevo despertar para ellos. Creo que hay que celebrar, empujar y poner nuestros recursos y lo que esté en nuestro alcance para que estas fundaciones sigan ayudando a más niños”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar