jueves 16  de  mayo 2024
GASTRONOMÍA

CVI.CHE 105 en Coral Gables, esmerado menú y diseño

Sabores peruanos enclavados en un impresionante entorno inspirado en la cultura del país andino, el lujo del oro y el mar

Por JESÚS HERNÁNDEZ

MIAMI.- Miami cuenta con una de las ofertas gastronómicas más diversas de Estados Unidos. Sólo superada por la ciudad más grande del país. Y tenemos suerte de tener un buen inventario de restaurantes peruanos, desde cocina tradicional hasta platos con influencia de inmigraciones, y el nuevo local de CVI.CHE 105 en Coral Gables es un buen ejemplo de ello.

El chef y propietario Juan Chipoco optó esta vez por la fusión de sabores japoneses, italianos y peruanos para enclavarlos en un impresionante entorno que está inspirado en la cultura de su país natal, el lujo del oro y el mar.

Ubicado en el nuevo distrito comercial de la municipalidad miamense Plaza Coral Gables, justo al lado de Ponce de León Boulevard, tan pronto entra a este restaurante se da cuenta de que visita un lugar especial.

Hay personas que podrían pensar que el local está colmado de detalles, pero Chipoco quiso resaltar la fusión de culturas de una manera artística con un menú muy bien pensado y el diseño del inmueble.

Hay cadenas chapadas en oro colgando del techo, fotos del chef y dueño del local, y paredes cubiertas con azulejos de escamas de pescado que representan el mar y sus productos.

También hay música. Un DJ ameniza el lugar cada día. Además, tiene happy hour y la opción de comer al aire libre.

A veces la música aumenta el volumen, pero siempre puede pedir sentarse en un lugar más apartado.

El cómodo bar invita a pedir primero un pisco sour.

La historia detrás

El chef y propietario de CVI.CHE 105, que ya cuenta con cinco locales en Miami-Dade, confirma la teoría del sueño americano si se le aplica voluntad y dedicación.

Chipoco comenzó lavando platos, fue cocinero, gerente de salón, administrador y luego emprendedor hasta convertirse en un exitoso empresario.

“Se trata de evolución”, comentó Chipoco a DIARIO LAS AMÉRICAS. “Siempre se empieza con una idea pequeña y se evoluciona hacia una más grande y mejor”, subrayó.

Respecto a la configuración del restaurante, “todo fue diseñado a partir de mis ideas”, afirmó. La diseñadora Antoine de Manuela y un equipo de diseño de interiores en Colombia dieron vida al concepto.

Decorado con atributos incas peruanos, pero sutilmente refinados, el dios Sol Inti Raymi está presente en la nueva ubicación.

Embed

Menú

Además de los platos habituales que encontramos en los otros cuatro restaurantes, el local en Coral Gables tiene un menú de especialidades particular que cuenta con un menú adicional, cuyos precios oscilan entre $13 y $120.

Destacamos el Diamond Platter compuesto por tres tipos de ceviche, ostras, láminas de pulpo, salmón, rollitos de arroz frito crujiente cubiertos con camarones, alioli de rocoto, salsa de anguila y rociados con un toque de oro comible.

Otro punto importante es el compuesto leche de tigre del chef, hecho a base de limón y aderezado con pimiento jocoto que puede beber una vez que termine tu ceviche.

También probamos El dúo perfecto, que viene con el pescado del día, impresionantemente servido: mitad ceviche y mitad trozos empanados que son acompañados por el delicioso compuesto 5 estrellas leche de tigre.

¿Carne de res? ¡Oh sí! Tacu Tacu con lomo saltado: un suculente arroz elaborado con frijol canario, pimientos peruanos y toques de cerdo. Servido con solomillo, cebolla, tomate y cilantro, todo flambeado con Pisco 105 y bañado con la salsa secreta del chef. También puede pedirlo de pollo o marisco.

Arroz norteñazo y algo más es otro plato para tener en cuenta: arroz caldoso perfectamente cocido con chicha de jora y calabaza loche, marisco salteado, pescado crujiente, chalaquita fresca y alioli ahumado.

De postre, flan de coco, una deliciosa crema de coco y huevo, no tan dulce como otras recetas, que colmará sus expectativas.

Las opciones son muchas, el personal está bien informado y el buen servicio llama la atención.

“Tuve un buen jefe que me enseñó una regla primordial: trata a cada cliente como si fuera tu madre”, recordó la joven camarera Samantha.

“Si mi madre sale a comer, yo quiero que la traten bien. Y eso es lo que hago. Trato de atender y hacer lo más posible para que se sientan cómodos”, enfatizó.

Y eso es una gran ventaja. “Entrevisto a todos los solicitantes de empleo”, resumió Chipoco.

CVI.CHE 105, 111 Palermo Ave., Suite #108, Coral Gables. Website ceviche105.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar