NUEVA YORK.- Una nueva reposición de “West Side Story” ha hecho historia en Broadway con un récord de 33 miembros debutantes en su elenco.

La obra musical, que se basa libremente en “Romeo y Julieta” al seguir a una pareja de amantes atrapados en el violento mundo de las pandillas, tuvo su estreno oficial el pasado jueves.

Te puede interesar

El diverso y joven elenco llegó al Broadway Theatre desde Cuba y Panamá hasta Los Angeles y Massachusetts. Incluye a artistas que han bailado en el medio tiempo de la NBA, a veteranos del teatro rodante y a bailarines de ballet de Los Ángeles.

Aquí las historias de tres de ellos.

“West side story" por partida doble

Ilda Mason no solo está debutando en Broadway. También está haciendo su debut en el cine, en ambos casos en versiones de “West Side Story”.

“Es una locura", reconoce.

La bailarina panameña de 30 años audicionó para el musical de Broadway durante los ensayos para la película dirigida por Steven Spielberg que se estrena en diciembre. “Ambas son versiones completamente diferentes de la misma historia”, dijo.

Mason ha tenido una carrera fascinante. Ganó la versión panameña de “Dancing With the Stars”, actuó en una puesta de “Legally Blonde” en China y salió de gira por Estados Unidos con “On Your Feet!” y “Cinderella” (“La Cenicienta”). Ahora es una suplente en Broadway, lo que significa que se ha aprendido cinco papeles y está lista para salir a escena en caso de que alguien se ausente por enfermedad o vacaciones.

“West Side Story” es un tema recurrente en su vida. Ha estado en una producción del musical en el Signature Theatre en Arlington, Virginia, y en otra del Paper Mill Playhouse en Nueva Jersey.

“Es importante y es relevante. Es mi historia. Yo soy una inmigrante", dijo. “Estoy feliz de hacer un espectáculo que cuenta mi verdad”.

En el futuro, dice que le gustaría trabajar cine y televisión para poder hacer lo imposible en cámara. “Quiero ir al espacio y quiero estar con dinosaurios. Básicamente, quiero estar en una película de Steven Spielberg”.

“Mi teatro”

Trabajar en el Broadway Theatre tiene un significado especial para Satori Folkes-Stone, una nativa de Los Angeles de 23 años: su madre trabajó en el mismo teatro.

A finales de la década de 1970, su madre, Neisha Folkes, participó en producciones de “The Wiz” y “Guys and Dolls” en el mismo recinto al que su hija entra ahora ocho veces por semana.

“Recuerdo que cuando me dieron el trabajo, ella me preguntó, ‘¿en qué teatro vas a estar?’ Le dije, ‘no sé’. Y me dijo: ‘sería loco que estuvieras en mi teatro’. Claro, ella lo llama ‘mi teatro’”, comentó Folkes-Stone entre risas. “Ahora es MI teatro”.

Folkes-Stone estudió en la Facultad de Danza Glorya Kaufman de la Universidad del Sur de California. Presentó “Annie” a niños en China y apareció en una producción escolar de “West Side Story”.

Temió lo peor cuando compañeras de estudio comenzaron a anunciar que habían sido seleccionadas para la reposición de “West Side Story” en Broadway. No escuchó nada de su agente en todo el día y lloró en el baño pensando que no había obtenido el trabajo. Durante un receso en un ensayo nocturno para un proyecto universitario, revisó su teléfono. Su agente le había dejado un mensaje. Le habían dado un papel: Margarita.

“West Side Story” es la razón por la que Folkes-Stone comenzó a bailar. Se sintió inspirada al ver la película de 1961 las canciones, la historia, el modo en que todos bailaban. "Pensé, ‘tengo que moverme así. Ese es mi patrón’. Ahora estoy aquí”.

Para su mamá, Broadway fue solo el comienzo de una prolongada carrera en las artes. Pasó a ser bailarina principal en el Alvin Ailey American Dance Theater y fue coreógrafa de cine y TV. La danza está en el ADN de su hija.

“Empezamos a vivir una vida bastante paralela a este punto”, comentó la más joven. "A dónde divagaré o qué haré igual dependerá de mí”.

De la NBA A Broadway

Israel Del Rosario estaba en una clase de historia en la escuela secundaria en Fort Lauderdale, Florida, cuando recibió un mensaje de texto sobre las audiciones locales para “West Side Story”.

Levantó la mano de inmediato y pidió permiso para ir al baño, una mentirita.

“Llamé a mi mama y me recogió y dos horas después estaba en la lista para las audiciones, así de sencillo”, expresó.

Ahora, a los 18 años, es uno de los más jóvenes en el reparto. Pasó tres rondas de pruebas en Florida, dos más en Nueva York de 12 horas cada una, y una gran audición final.

“Tuve la fortuna suficiente de lucirme en esa prueba y lograrlo”, recordó.

El camino lo ha llevado de Florida a Tennessee y de regreso nuevamente, y a estudiar ballet, hip hop y teatro. Incluso actuó tres años frente a decenas de miles de espectadores como parte del equipo de danza juvenil de los Grizzlies de Memphis.

“Salí del vientre bendecido con una familia atlética, pero también artística”, comentó Del Rosario, quien es de origen dominicano y puertorriqueño.

Su inspiración para la danza la encontró en la competencia televisiva “So You Think You Can Dance”. Una rutina de hip hop y tap que vio lo estremeció. “Vi a mi mamá y le dije, ‘yo quiero hacer eso'”.

Su madre lo inscribió en una clase semanal de hip hop y danza y pronto estaba participando en competencias a nivel nacional. Más tarde, sus padres lo exhortaron a que tomara clases de ballet, pero él se resistió.

“No quería ser el tipo que hacía ballet", explicó. "Ya tenía que lidiar con los estereotipos de ser un tipo que bailaba. ¿Ahora tengo que decirle a la gente que tomo clases de ballet y uso mallas? No quería hacerlo”.

Él y su madre pasaron un año peleando por eso, y a regañadientes terminó yendo. Su madre lloraba en el auto cada vez que lo dejaba en su clase.

“Ahora puedo mirarla y decirle, ‘Dios mío, te amo tanto por haber hecho eso. Muchísimas gracias’”, acotó. "Fui muy afortunado de poder beneficiarme de eso”.

Conseguir un papel en “West Side Story” fue realmente emocionante para él, pero más aún para sus padres.

“Creo que ellos fueron las únicas dos personas que se alegraron más que yo porque estuvieron conmigo cada paso del camino", cuenta Del Rosario.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas