sábado 18  de  mayo 2024
POLÉMICA

Demanda alega que hijo de Sean "Diddy" Combs agredió sexualmente a una mujer

Una demanda alega que Christian “King” Combs agredió sexualmente a una mujer que trabajaba en un yate alquilado por su padre, el rapero Sean "Diddy" Combs

LOS ÁNGELES.- Una demanda que nombra a Sean “Diddy” Combs como coacusado alega que su hijo Christian “King” Combs agredió sexualmente a una mujer que trabajaba en un yate alquilado por su padre.

La demanda presentada en el Tribunal Superior de Los Ángeles dice que Sean Combs creó las circunstancias que llevaron a la agresión y pagó para encubrirla después.

Es la última de una serie de demandas que acusan al productor y magnate de la música de conducta sexual inapropiada, y se produce en medio de una investigación federal sobre tráfico sexual que llevó a agentes de Seguridad Nacional a allanar sus casas en Los Ángeles y Miami la semana pasada.

Grace O'Marcaigh, quien trabajó como miembro de la tripulación y camarera en el barco, dice que a fines de diciembre de 2022, Christian Combs la presionó para que bebiera tequila que, según ella, estaba enriquecido con otras drogas. Él tocó sus senos y genitales e intentó obligarla a realizar sexo oral, alega la demanda.

Associated Press no suele nombrar a las personas que dicen haber sufrido abusos sexuales a menos que lo denuncien públicamente, como lo ha hecho O'Marcaigh. También consintió en ser nombrada a través de sus abogados. Aaron Dyer, abogado de Sean y Christian Combs, calificó la demanda de “lasciva y sin fundamento”.

"Presentaremos una moción para desestimar esta escandalosa afirmación", dijo Dyer en un comunicado. Dyer calificó la investigación que dio lugar a las redadas de la semana pasada como "nada más que una caza de brujas basada en acusaciones infundadas hechas en demandas civiles".

Sean Combs, que alquiló el yate durante las vacaciones de 2022, “tenía control total del personal y las instalaciones” y creó circunstancias en las que su asalto no sólo fue tolerado sino alentado. O'Marcaigh, que tenía 25 años en ese momento, dijo que cuando Christian Combs, entonces de 24 años, subió a bordo una noche, parecía muy ebrio y comenzó a brindarle una atención inapropiada. Dijo que los dos estaban en un estudio de música a bordo del barco, donde al productor Rodney Jones, quien presentó su propia demanda en febrero, se le dijo que estuviera disponible las 24 horas para que Sean Combs trabajara en su próximo álbum.

O'Marcaigh dijo en la demanda que Christian Combs insistió en que tomara tragos de tequila y que ella se sintió obligada a beber. La demanda alega que él se volvió cada vez más agresivo con ella, agarrándola violentamente del brazo mientras ella intentaba salir de la situación y luego tocándola. Las bebidas hicieron que todo se volviera borroso, inusualmente rápido, se señala en la demanda.

Los micrófonos del estudio, donde le dijeron a Jones que capturara todo, grabaron su intercambio, y la demanda incluye una transcripción en la que O'Marcaigh exige que Christian Combs deje de tocarla. La demanda alega que luego continuó el asalto en la sala de cine del barco, que era utilizada como área libre para dormir y donde ella intentaba encontrar un lugar para pasar la noche porque las habitaciones estaban todas ocupadas, antes de que apareciera otro miembro de la tripulación y él paró.

O'Marcaigh le contó al capitán del yate sobre el asalto a la mañana siguiente, pero ella alega que después de que Combs le dio una gran cantidad de dinero en efectivo el mismo día, el capitán no investigó significativamente ni tomó ninguna medida.

La demanda dice que O'Marcaigh fue despedida en represalia y desde entonces no ha podido encontrar trabajo en la industria de la música donde había planeado construir una carrera. Dice que desde 2022 ha sufrido un trauma emocional grave. La demanda busca que los daños y perjuicios se determinen en el juicio. Christian Combs también es un artista musical cuya canción “Can't Stop Won't Stop”, con Kodak Black, encabezó las listas de R&B Hip-Hop de Billboard en 2022.

Estuvo en la casa de su padre en Los Ángeles durante las búsquedas de la semana pasada, durante las cuales él y su hermano fue esposado pero no arrestado. La demanda federal del productor Jones, presentada en febrero por Tyrone Blackburn, el mismo abogado que presentó la demanda de O'Marcaigh, incluye acusaciones de que Sean Combs lo obligó a contratar prostitutas y lo presionó para tener relaciones sexuales con ellas.

La declaración de Dyer dijo que la demanda más reciente está "llena del mismo tipo de mentiras fabricadas y hechos irrelevantes que esperamos de Blackburn". Señaló que la jueza federal de distrito Denise L. Cote criticó a Blackburn en una demanda separada el miércoles y lo remitió a un comité disciplinario por un “patrón de conducta” en el que “presenta casos de manera inapropiada en un tribunal federal para atraer la atención de los medios, avergonzar a los acusados con acusaciones lascivas y presionar a los acusados para que lleguen a un acuerdo rápidamente”. Blackburn respondió en un correo electrónico que "una remisión no es una sanción" y que la declaración del abogado de Combs fue un intento de "desviar y distraer".

"Christian Combs agredió sexualmente a la señora O'Marcaigh y lo tenemos grabado", dijo Blackburn. Varias demandas han provocado el escrutinio público sobre el magnate de la música y los negocios, comenzando con una demanda en noviembre de su exprotegida y novia, la cantante de R&B Cassie, que alegaba años de abuso sexual, incluida violación. Se resolvió al día siguiente.

Combs y sus abogados han negado todas las acusaciones de las demandas. Combs, tres veces ganador del Grammy y fundador de Bad Boy Records, se encuentra entre los productores y ejecutivos de hip-hop más influyentes de las últimas tres décadas. Convirtió su trayectoria en el hip-hop en un imperio empresarial más amplio que incluye bebidas espirituosas de marca privada, moda y una cadena de televisión.

FUENTE: AP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar