MIAMI.-En vísperas del día de San Valentín el violista Federico Britos, el cantautor Luis Bofill y Alberto Bade, director de la Orquesta Sinfónica de Miami Dade College, prometen reivindicar uno de los géneros musicales que más arraigo ha generado en el pueblo cubano: el danzón.

Un ritmo que viaja por las venas de innumerables músicos y melómanos, que este sábado 9 de febrero se darán cita en el Koubek Center para rendir tributo a sus raíces, cultura y tradiciones en un evento lleno de romanticismo y nostalgia, Danzón Cubano II: Little Havana Social Club.

Te puede interesar

“Como director y profesor es parte de un legado poder compartir el danzón, que es una música llena de historia. Yo me considero muy dichoso porque tuve abuelos que compartieron este género conmigo cuando era un niño, así que prendí de ellos los pasos, ritmos y melodías de un estilo que refleja elegancia”, dijo el director de la Orquesta Sinfónica del Miami Dade College Alberto Bade a DIARIO LAS AMÉRICAS.

“Creo que nadie ha vivido hasta que no ha tenido la oportunidad de experimentar un momento romántico. Lamentablemente, eso algo que a veces se pierde en la música de hoy. Sin embargo, el danzón es un género que provee la oportunidad de vivir esa experiencia única en pareja, y estos momentos siempre deben de ser aprovechados”, agregó el músico sobre el evento en el que se podrán rememorar algunos clásicos como Tres lindas cubanas, El cadete constitucional y Almendra.

Sobre el evento

Danzón Cubano II: Little Havana Social Club busca homenajear y evocar una época de oro que contagió a todo un continente, reivindicando un género que se nutrió de influencias europeas como los minuets franceses del siglo XVIII y XIX y, por supuesto, las contradanzas de España y América.

“El danzón es muy importante para nuestra cultura. Es una de las semillas de nuestra música cubana y latinoamericana. Las nuevas generaciones debiesen conocer y apreciar este ritmo por su gran valor artístico, que ha influenciado en muchos géneros posteriores como la salsa”, dijo el cantautor Luis Bofill, quien interpretará parte de los temas de su última producción Arsenio Essential, junto a otras melodías clásicas del repertorio cubano.

Por su parte, el violinista uruguayo Federico Britos aseguró que acercar el danzón cubano a las nuevas generaciones es de vital importancia, ya que ellos no conocen la historia del género que se convirtió en la danza nacional.

“Creo que en el mes de los enamorados es importante recordar que en el siglo pasado la mayoría de las fiestas se celebraban al compás del danzón. Las bodas, los cumpleaños, los aniversarios y todo tipo de reuniones familiares”, dijo el músico sobre el género que nació en el siglo XIX en la ciudad de Matanzas, Cuba, y que surgió de las danzas y contradanzas francesas, que en esa época se tocaban en los salones coloniales de la isla.

“Además de rendir homenaje al danzón, el género más elegante de la riquísima música cubana, el concierto servirá para recordar a compositores como Félix Reina, José Urfé, Israel y Orestes López, Enrique Jorrín, Rosendo Ruiz, Generoso Jiménez, Pedrito Hernández, Rubalcaba y Tavito Cruz, entre otros”, finalizó Britos, quien durante el espectáculo estará acompañado por Gustavo Cruz, Félix Gómez, Renyel Rivero, Charlie Santiago y José Gregorio Hernández.

Danzón Cubano II: Little Havana Social Club se llevará a cabo el sábado 9 de febrero, a las 8 p.m., en el Koubek Center, 2705 S.W. 3 rd St., Miami. Para más información visite koubekcenter.org.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la catedral de Notre Dame podrá ser recuperada en cinco años, tal como dijo el presidente de Francia?

Las Más Leídas