WINDSOR.-El obispo estadounidense Michael Bruce Curry sorprendió hoy en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle con una prédica intensa y de tintes políticos.

"Debemos descubrir el poder del amor, la fuerza curativa del amor. Cuando lo descubramos podremos hacer de este viejo mundo uno nuevo. El amor es el único camino".

Te puede interesar

Con estas palabras del defensor de los derechos civiles de los negros Martin Luther King, asesinado hace 50 años, el sacerdote comenzó su sermón. Con ellas llevó a Windsor un soplo de la tradición eclesiástica afroamericana y también de la lucha contra el racismo.

El amor no se puede subestimar ni considerar de manera excesivamente sentimental, dijo el predicador afroamericano. Pero hay poder en el amor. "El amor puede ayudar y curar cuando nada más puede hacerlo." Este poder del amor se puede observar en esta boda, añadió. "Dos jóvenes se enamoraron y todos hemos venido aquí por ello", dijo.

Habló sobre el amor incondicional de dios y sobre cómo las personas deberían vivir este amor desinteresado. Curry recordó a los invitados cómo gracias al amor de dios los esclavos negros en Estados Unidos aliviaron su sufrimiento.

Sus palabras se convirtieron en un momento inesperado de la ceremonia. Sobre todo, causó sensación su apasionada manera de predicar, algo a lo que los miembros de la familia real no están acostumbrados en este tipo de eventos.

Curry nos dejó el mejor momento de la misa, escribió en Twitter la revista estadounidense "Vanity Fair". Por el contrario, algunas personas criticaron que el discurso del obispo había sido demasiado largo y que había robado el protagonismo a los novios.

Curry, nacido en 1953, es el obispo de Chicago y desde 2015 el jefe de la Iglesia episcopal en Estados Unidos. Es el primer afroamericano que ocupa este cargo. La Iglesia episcopal es la iglesia de la comunidad en Estados Unidos. El religioso, implicado en el movimiento de los derechos civiles en Estados Unidos, aboga por los derechos de los homosexuales y por la reconciliación entre blancos y negros.

Meghan Markle, de origen afroamericano y nacida en Los Angeles, fue bautizada en la religión anglicana antes de su boda. Harry y Meghan participaron personalmente en el diseño de la ceremonia, por lo que el discurso de Curry se puede entender también como un apunte personal de la pareja.

Tras anunciarse el compromiso, en Reino Unido hubo reacciones racistas hacia Meghan y el propio príncipe Harry emitió un duro comunicado condenándolas.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas