MIAMI.-El músico venezolano Henry Linárez presentará este jueves 9 de agosto, en Miami, su más reciente trabajo discográfico que dedica a su tierra natal.

Se trata de Y va a nacer, disco que parte de la añoranza y esperanza por una mejor Venezuela, y que el cuatrista entregará a su público en el Open Stage Club, a partir de las 8 p.m. El show también contará con la actuación de su coterráneo, el actor y humorista Wilmer Ramírez.

DIARIO LAS AMÉRICAS conversó con Henry Linárez, quien hace unos tres años vive en la Capital del Sol, sobre este álbum en el que rinde homenaje a la venezolanidad con canciones como Añoranzas, Distante pero no ausente, y el tema que titula el disco, entre otras.

¿Qué trae de nuevo este material?

Es un disco de composiciones propias con letras inspiradas en la diáspora venezolana, su gentilicio. No es un disco de cuatrista solista como los anteriores. En esta oportunidad, mi buen amigo escritor Douglas Ascanio utilizó su pluma para describir lo que los venezolanos estamos viviendo.

Yo trabajé la música y le dimos sentido a este proyecto esperanzador que titulamos Y va a nacer una nueva Venezuela, como dice una de las canciones.

Quisiste rendir homenaje a la venezolanidad, ¿cómo describirías la esencia del venezolano?

El venezolano es y ha sido un buen anfitrión. Nos gusta mostrar lo hermoso de nuestro país; somos conversadores, amables, y echadores de broma; nos gusta un bochinche; somos soñadores y llenos de esperanza.

¿Cuáles voces te acompañan en este trabajo?

Fue un trabajo de producción arduo, donde junto a Douglas Ascanio analizamos y escogimos a los cantantes, entre ellos, Nelson Arrieta, Ivis Cequea, Rogelio Ortiz, Lorena Singer, Fernando Mindiola, Héctor Martínez, Marcial Isturiz, Pablo Briceño “Pololo”, Leo Anaya.

¿Qué significa ser venezolano en tiempos en los que muchos han tenido que abandonar el país?

Quizás el abandonar nuestro país no era lo que queríamos, pero el estar fuera nos compromete aún más a luchar por quienes están adentro. Y hacer eco de lo que se está viviendo allá es una manera ayudar a nuestros familiares y seres cercanos en lo que más se pueda.

¿Cuándo y cómo descubres el cuatro?

Mi padre siempre ha tocado el cuatro y desde muy niño he admirado ese instrumento en sus manos, por eso lo tengo siempre como referencia.

¿Qué dirías tiene de especial ese instrumento que es parte esencial de la música tradicional venezolana?

El sonido del cuatro no es un sonido cualquiera, pareciera como una voz que habla a tus oídos y va directo al corazón, es cautivador y lleno de nobleza. Cuando toco mi cuatro y lo escucho, siento la voz de Venezuela.

¿Qué ha significado representar a tu país en el exterior como referente de su música?

Me hace sentir afortunado y responsable, porque represento la voz de muchos venezolanos.

¿Cómo te ha tratado Miami en estos tres años?

Miami ha sido mi segunda casa y cuento con muy grandes amigos, por ende, siempre estoy activo por acá, desde que llegue sólo hago música. Tocar en Miami es lo más cercano a tocar en Caracas, porque siento que hay un público que conoce lo que hago.

¿Se destinará parte de las ventas del disco para ayudar a Venezuela?

Todo lo que hacemos tiene un propósito benéfico; apoyamos a varias fundaciones e individuos que necesitan nuestra colaboración.

Open Stage Club está ubicado en 2325 Galiano Street, Coral Gables. Para más información, llame al 305 441 7902 o consulte la página openstageclub.com.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario