El Festival de Salzburgo será una de las pocas ofertas de música clásica en el año de la pandemia, al festejar su 100 aniversario con aforos reducidos en un 50%.

El festival, uno de los más prestigiosos de Europa, presentará 90 funciones en lugar de las 212 previstas originalmente.

Te puede interesar

Se realizará en siete en lugar de 16 sedes y se eliminarán los intermedios para reducir el contacto de la gente en el auditorio. Las únicas óperas serán “Cosi fan tutte” de Mozart en la Grosses Festspielhaus, con la capacidad reducida de 2.300 a unas 1.000 localidades, y “Elektra” de Strauss en la Felsenreitschule, con capacidad para unas 700 personas.

El festival se desarrollará entre el 1 y el 31 de agosto. Casi todos los demás festivales europeos de verano han sido cancelados.

“Hubiera sido mucho más fácil no hacerlo, pero nos fundaron como señal de esperanza y queremos tocar”, expuso la presidenta del festival, Helga Rabl-Stadler, en entrevista telefónica.

El festival había vendido 180.000 de 230.000 entradas a personas de 80 países, pero ahora limitará las localidades a unas 70.000. Solo podrán asistir quienes ya compraron entradas, a un máximo de dos funciones por persona. Los nombres de los compradores estarán impresos en las entradas y se mantendrán registros para permitir el rastreo de contactos.

Hay dos casos activos de COVID-19 en la provincia de Salzburgo, de acuerdo con el tablero del gobierno austríaco.

Habrá un asiento libre entre cada uno ocupado. La gente deberá llevar mascarilla al entrar, pero podrá quitársela durante la función.

Se efectuarán exámenes a los artistas y al personal tras las bambalinas. El personal será reducido y todos usarán mascarilla. La producción de “Cosi fan tutte” de Christof Loy se verá en una versión reducida.

“Será un escenario supermodesto, vestuario supermodesto, tiempo de ensayo sumamente reducido”, indicó el director artístico Markus Hinterhäuser. “Un ‘Cosi fan tutte’ distinto para los tiempos del corona, diría yo. Será mi pequeña sorpresa".

Habrá 14 funciones de “Jedermann" (Cada hombre) de Hugo von Hofmannsthal en la Domplatz frente a la catedral. La del 22 de agosto será la del 100 aniversario del día que la obra inauguró el festival. El aforo en la plaza se reducirá a 1.250 personas en lugar de 2.300.

Rabl-Stadler dijo que el festival tendrá un déficit de unos 15 millones de euros (17 millones de dólares) debido en parte a las funciones anuladas y en parte al aforo reducido. El festival obtiene generalmente el 75% de sus ingresos de la venta de entradas, auspicios y donaciones.

“Don Giovanni” y “La flauta mágica” de Mozart, “Tosca” de Puccini, “Don Pasquale” de Donizetti e “Intolleranza” de Luigi Nono pasarán al festival de 2021, y “Boris Godunov” de Moussorgsky al de 2022.

“Festejamos nuestro 100 aniversario durante dos años”, dijo Rabl-Stadler.

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

La Ciudad de Miami ha ordenado el uso obligatorio de mascarillas u otro tipo de protección facial en lugares públicos. Hialeah, Coral Gables y North Miami Beach adoptan medidas similares. Para Usted...

Es la única manera de evitar el aumento de los contagios
El uso de la mascarilla no tiene que ser obligatorio
Está bien usarla en mercados o centros de salud, pero no en la calle
Más que usar mascarilla, hay que controlar a los grupos de riesgo
ver resultados

Las Más Leídas