LA HABANA.- Un día antes del inicio oficial de la XIII Bienal de La Habana, la ciudad ya abre desde este jueves sus puertas al arte, que llenará durante el próximo mes casi todos los espacios urbanos y festejará por adelantado los 500 años que la capital cumplirá en noviembre.

La inauguración de dos grandes muestras colectivas en el Gran Teatro de La Habana y la Fábrica de Arte Cubano (FAC) descorrió las cortinas del programa colateral de la cita y calentó motores para el comienzo mañana viernes del calendario oficial.

Te puede interesar

Considerado el evento más importante de las artes visuales en el país y una de las citas imperdibles del arte contemporáneo en Latinoamérica, la Bienal regresa tras un accidentado lapso de cuatro años, con un amplio catálogo de más de 300 artistas de unos 50 países, entre los que resaltan la participación de Estados Unidos y España entre las más numerosas, junto a la representación local.

Con más de un centenar de autores en su nómina -desde varios Premios Nacionales de Artes Plásticas hasta figuras noveles-, "HB 2019" propone desde el Gran Teatro un amplio recorrido por la creación contemporánea cubana y un atisbo del trabajo de autores que viven alejados del epicentro cultural habanero.

El proyecto se mueve cómodamente en casi todo el espectro artístico con piezas escultóricas, grandes instalaciones, pinturas, fotografías y filmes de vídeo-arte, sin limitaciones de estilo o temática.

Por su tamaño, "HB 2019" también se expondrá en la galería Collage Habana y el taller Ensamble, ambos situados en el emblemático bulevar de San Rafael, en La Habana Vieja, muy cerca de la sede principal del Gran Teatro.

Más alejada de los espacios tradicionales de exhibición y siempre bajo su filosofía original de reunir "todas las artes en un mismo espacio", la Fábrica de Arte Cubano se une por primera vez a la Bienal con "La pauta que conecta".

Este proyecto colectivo enlaza manifestaciones tan diferentes como el diseño, la arquitectura, la escultura, la danza, el teatro, la fotografía y el llamado "arte objetual", en un diálogo transgresor y que invita a la reflexión.

Entre los cambios en la fisonomía de esta antigua fábrica recuperada resaltan varios tiburones que "nadan" en una de paredes laterales y la instalación del artista puertorriqueño Bernardo Medina, que reta a confesar si el corazón está "ocupado o "libre" -o ambos- en una divertida propuesta interactiva.

También llama la atención la reposición de "Sacré: La consagración de la primavera", una versión de FAC del famoso ballet contemporáneo, y "Cuban Pie", un divertimento en el que reconocidos diseñadores gráficos de la isla "terminan" un boceto de otro colega y lo "intervienen" a su estilo.

En su fachada se estacionará un viejo auto inglés convertido en escarabajo por el cubano Alejandro Sautié, quien restauró su Austin A55 y lo transformó en una escultura rodante que asombró al príncipe Carlos de Inglaterra durante una demostración de coches antiguos en su reciente visita a La Habana.

Las propuestas están pensadas para que "todas las manifestaciones se abracen y trabajen unas en función de las otras", explicó a la prensa la curadora general de la Bienal en FAC, Rosemary Rodríguez.

"Vamos a intentar romper los límites que siempre se establecen entre las áreas de FAC", precisó la especialista del espacio, creado por el músico Equis Alfonso en 2015 y que cimenta así su estatus de subsede de los principales eventos culturales que acoge la ciudad.

El centro multidisciplinar, convertido en uno de los sitios más populares de la Habana nocturna, cambiará sus horarios durante el mes que durará la Bienal para abrir media jornada los lunes, martes y miércoles en los que suele cerrar, y ampliará sus horas de jueves a domingo.

Convocada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y el Centro Wifredo Lam, ambos con financiación estatal, la XIII Bienal de La Habana regresa tras ser pospuesta en 2018 debido a los "gravísimos daños" económicos causados por el huracán Irma a finales de 2017 en la isla caribeña.

La cita tendrá como lema "La construcción de lo posible" y se ha pensado como una fiesta de cumpleaños adelantada por los 500 años de la ciudad, que podría aportar una bocanada de aire fresco en un momento en que la escasez complica aún más el difícil día a día del cubano.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas