MONTEVIDEO.- A sus 95 años de edad Ida Vitale, flamante ganadora del Premio Cervantes, mantiene una admirable energía creadora y es una de las figuras vivientes más destacadas de la literatura uruguaya.

Nacida el 2 de noviembre de 1923 en Montevideo, además de poeta, ha sido ensayista, traductora, crítica literaria y docente, y su vida ha transcurrido entre Uruguay, México (1974-1984) y Estados Unidos (1989-2016).

Te puede interesar

El 14 de octubre abrió el Quinto Festival Internacional de Literatura (Filba) en Montevideo, donde reside actualmente, confesando que nunca se sintió poeta y que optó por esta disciplina cuando conoció la obra de sus compatriotas Delmira Agustini (1886-1914) y María Eugenia Vaz Ferreira (1875-1924).

Entonces también elogió el aporte que hicieron a su formación los españoles José Martínez Ruiz, más conocido como Azorín (1873-1967), José Ortega y Gasset (1883-1955) y el paraguayo Rafael Barret (1876-1910).

"Siempre me resultó intrigante la profundidad, el sentido de las cosas que había en la poesía", aunque es un género que "corre detrás respecto de la prosa", apuntó.

"María Eugenia y Delmira me permitieron elegir la poesía y dentro de ella dos estilos", como los de las otras dos grandes poetas uruguayas. "De entrada elegí a Delmira", confesó Ida Vitale, aunque su poesía se desarrolló en otro tiempo y en otro contexto social y cultural.

Su compatriota Delmira Agustini integró la llamada "Generación del 900" y fue una transgresora para su época, con un perfil modernista y de profundo contenido erótico, que era escandaloso para su tiempo. Tan escandaloso que derivó en su trágica muerte, asesinada por su marido el 6 de julio de 1914.

Ida Vitale está considerada como una de las figuras destacadas de la "Generación del 45" que también dio a Uruguay grandes creadores como Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Emir Rodriguez Monegal, Angel Rama, Idea Vilariño y Amanda Berenguer, entre otros.

Entre las poetas que han hecho historia en Uruguay también se encuentra Juana de Ibarbouru (1892-1979), quien fue consagrada como "Juana de América", en 1929.

Maria Eugenia Vaz Ferreira, Delmira Agustini, Juana de América, Idea Vlariño y Amanda Berenguer, básicamente, marcaron una tradición de poesía femenina que se continúa con la presencia viva y creadora de Circe Maia, nacida en 1932, y que vive actualmente en la ciudad de Tacuarembó, a 395 kilómetros al norte de Montevideo.

Sin embargo, ninguna de ellas ha tenido tanto reconocimiento internacional como Ida Vitale, que además del flamante Premio Cervantes, se adjudicó el IX Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2009), el premio Internacional Alfonso Reyes (2014), el Premio Reina Soía (2015), el Premio Internacional Federico García Lorca (2016), el Max Jacob (2017) y el de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (2018).

Pese a su gran aportación al mundo de la literatura Vitale siempre se mostró humilde. "Nada de lo que hice merecía tanto" llegó a confesar en la reciente conferencia que brindó en Montevideo.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas