BARCELONA, ESPAÑA.-La venganza, "un tema muy actual", es el eje argumental de la nueva novela de la escritora sueca Camilla Läckberg, "Jaula de oro", con la que abandona temporalmente su conocida serie de "Los crímenes de Fjällbacka", de la que se han vendido más de 23 millones de ejemplares.

En la presentación de la novela este jueves en Barcelona Läckberg confesó que no le gusta "el feminismo que atribuye a los hombres todo lo malo que pasa en el mundo".

Te puede interesar

En "Jaula de oro" (Maeva) la traición es el germen de una venganza brutal cuando la protagonista Faye se siente traicionada por su marido, Jack, después de que ella renunciara a sus sueños para ayudarle a triunfar en los negocios.

Considera la autora que "es una responsabilidad compartida" y añade: "las mujeres tenemos tendencia a sacrificarnos pensando que ya llegará la recompensa, pero eso es también una mala decisión".

Justificó la decisión de dejar aparcado su exitosa serie criminal porque "una de las amenazas para cualquier escritor es su creatividad, no salir de la zona de confort" y por eso decidió que "era el momento de volver a pasar miedo".

Aunque la relación de "Jaula de oro" con el movimiento Me Too es inevitable, Läckberg asegura que cuando irrumpieron las protestas feministas ya había comenzado a escribir la novela y, de hecho, recuerda: "Comencé a tener estas ideas después de cumplir los 40 y cuando mi hija comenzó a ser adolescente".

Reconoce Läckberg que "el Me Too ha supuesto un cambio muy grande para las mujeres de Europa y América, y en Suecia ha significado un punto de inflexión".

No piensa que Faye sea un personaje provocador por la venganza que conduce sus actos, porque "si se le cambiara el sexo no se vería de este modo" y es consciente de que creó "un personaje que se adhiere más al comportamiento de los hombres que al de las mujeres", si bien "no se espera que las mujeres luchen, se venguen o se revuelvan, sino que se espera que pongan la otra mejilla, que sean buenas madres y buenas hijas".

Añade que está "cansada de la clasificación de las mujeres como buenas o malas" y por eso quiso dibujar a una Faye "que vive la vida plenamente, pero que tiene también un lado oscuro y está dispuesta a llegar muy lejos".

Aunque Faye no es autobiográfica, Läckberg admite que el personaje está construido de "cosas de mujeres" que ha conocido y, obviamente, también de sí misma.

Dejar la serie de Fjällbacka para adentrarse en otra aventura literaria era un reto para la escritora sueca, puesto que tenía que escribir "con una voz y un tono diferentes, otro ritmo para explicar la historia".

Lo más difícil, confiesa, fue escribir por primera vez escenas de sexo explícito. "Tenía miedo que las leyera mi madre e inicialmente quería darle el libro a mi madre arrancando las páginas comprometidas, pero al final lo leyó entero y me dijo que 'no había para tanto'", explica.

Barcelona es escenario de parte de la trama, algo que justifica por su propia experiencia: "He estado muchos fines de semana románticos aquí y en Suecia es un destino muy natural para este tipo de viajes. Para los suecos, Barcelona es el nuevo París".

De los mensajes que recibe de muchas de sus lectoras, Läckberg piensa que "es terrorífico saber que hay tantas mujeres que se sienten oprimidas por los hombres, y no siempre se trata de violencia física, sino que en muchos casos se trata de violencia psicológica".

Tan satisfecha ha quedado con esta novela, que anuncia que está escribiendo otro libro con Faye como protagonista, pero tranquiliza a sus seguidores habituales: "Después, planeo otro libro con Erica y Patrick (protagonistas de "Los crímenes de Fjällbacka").

No rechaza la posibilidad de algún día cruzar las dos tramas narrativas: "Erica y Faye son de Fjälbacka, pero no creo que Patrick quisiera estar encerrado en una misma habitación con las dos".

En relación a "Jaula de oro", Läckberg aseguró que ha disfrutado escribiéndola al no tener que someterse al realismo costumbrista: "Se sitúa más en la línea de las novelas que me gustaban de joven, como las de Sidney Sheldon, con aroma de venganza y protagonizadas por mujeres fuertes".

Läckberg cree que en España es donde tiene a sus "lectores más fervientes y locos" y menciona a uno que suele aparecer en sus firmas en Madrid y que tiene tatuado su nombre en el cuello.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas