MIAMI.-A Leslie Grace no le interesa ser igual a los hombres ni que su manera de expresarse a través de las letras se parezca a la del reguetonero Noriel, con quien grabó el tema Duro y Suave, que será parte del próximo disco de la cantante de origen dominicano.

“No somos iguales que los hombres. No me interesa ser igual. Las mujeres fuimos creadas con la misma dignidad y valor, pero somos diferentes”, afirma la intérprete de Will You Still Love me Tomorrow.

Te puede interesar

Además, insiste en que en vez de pretender competir o medir fuerzas entre ambos sexos, es importante que cada uno reconozca el valor que hay en el otro.

“Creo que la clave está en valorar nuestras diferencias y en entender que somos un complemento, que podamos complementar al hombre y viceversa. No debemos decir que haremos algo solo porque el hombre lo puede hacer”, reflexiona.

“Nosotras tenemos nuestras propias ideas y metas que, aunque sean diferentes, no significa que sean menos válidas”, añade.

Tampoco dice ser tan atrevida en cuanto a lo que expresan sus canciones y considera que reflejar sinceridad en las letras es esencial para mantener la autenticidad.

“No soy tan echada pa´lante como otras. No diría algo que tal vez Noriel diría en una canción, porque él es hombre y ellos se expresan diferente. Él es más echado pa´lante que yo, pero yo puedo decir lo mismo con metáforas o de una manera menos brusca, porque esa es mi manera de expresarme. Tal vez otra artista femenina diría exactamente lo mismo que él”, revela.

Aunque reconoce que respetar el estilo y forma de expresarse de cada quien es necesario, también cree que ya es hora de que las mujeres en la industria tomen en cuenta el poder que tienen en sus manos a través de la música.

“Creo que las mujeres que defendemos este género (urbano) tenemos la responsabilidad de poner una barra alta y hablar de otros temas que no sean de sexualidad. Hay mucho de qué hablar en las canciones, pero nos estamos enfocando en eso. Y las mujeres tenemos mucho más que ofrecer a la música y al mundo”, exhorta Grace, quien se dio a conocer en la bachata antes de incursionar en el sonido urbano.

“Como seres pensantes que somos, las mujeres tenemos que hablar de sentimientos, de relaciones, expresarnos de otra manera para no seguir siendo objetos, para que no nos sigan viendo como objeto sexual”, agrega.

Si bien piensa que las letras con contenido sensual, de alguna manera, reivindican a la mujer, recalca que el verdadero empoderamiento se alcanza mostrando respeto hacia el trabajo ajeno, así como regocijo en el triunfo de los otros.

“Cualquier logro de una mujer debe ser un logro para todas. Entonces, hay que respetar la manera cómo los demás se expresen, aunque no estemos de acuerdo”, indica.

“Yo tengo mis diferencias con las mujeres que me rodean, pero respeto mucho que defienden su posición y enfrentan al mundo con sus opiniones. Y eso me empodera para seguir adelante con mis puntos de vista”, agrega.

Asimismo, señala la poca representación que sus compañeras de género tienen en la industria de la música, un ambiente que considera difícil para la mujer “delicada” quien debe pensar en muchas otras cosas además del trabajo.

“Como nosotras no tenemos a muchas que nos representen, a veces nos cuesta más que a los hombres que nuestras ideas sean entendidas. Por eso creo que debería haber más mujeres en puestos directivos en esta industria para que nos entiendan mejor y que haya un balance. Es necesario que se tomen en cuenta nuestras ideas y perspectiva femenina, pero poco a poco lo estamos logrando”, añade.

Grace se inició en la música con apenas 16 años en un género también dominado por hombres: la bachata. Y ha tenido que aprender a hacerse escuchar.

“Mientras me descubría a mí misma, tuve que aprender a decir ‘no’ a una corta edad, a pesar de que hubiera sido a personas con más experiencias. Y agradezco a Dios que pude aprenderlo, porque hoy tengo la seguridad para decir ‘no’ en una reunión, cuando creo que es ‘no’, pero antes no sabía hacerlo”, confiesa.

Grace prepara su próximo material discográfico, que titulará Gracevolution, y del cual se desprende Duro y Suave. Y aunque aún no sabe si el álbum verá la luz este año, asegura que no dejará a sus “bachateros” sin alguna que otra sorpresa.

Sobre cómo germinó esa colaboración con Noriel, resaltó que fue a sugerencia de la disquera, aunque ella ya era fan del trabajo del artista urbano.

“A veces depende de la estructura o del contexto de la canción. En este caso, creo que hacía falta la voz masculina respondiéndole a la femenina. Las canciones se van revelando mientras uno las va escribiendo”.

Duro y Suave, que se puede escuchar en todas las plataformas digitales, fue escrita por Servando Primera, Mario Caceres, Yasmil Marrufo y Camilo Echeverry durante una de las sesiones creativas que Sony Music organiza entre compositores, productores y artistas.

Embed

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la salida de las tropas de EEUU del norte se Siria?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas