Geysell Cisneros 
gcisneros@diariolasamericas.com
@geycisne

La reina de pop sorprendió a su público con un espectáculo sin igual. Con coreografías impresionantes y su potente voz, cautivó a quienes asistieron a su primera presentación en Miami del Rebel Heart Tour 2016 en el American Airlines Arena. 

Aunque Madonna tardó más de lo previsto y salió al escenario con casi una hora y media de retraso, su  show superó cualquier expectativa. Cuando las luces se apagaron, bailarines que simulaban faraones encendieron la pista para recibir a Madonna, que interpretaba Superstar, mientras aparecía en una jaula que descendía del techo  y su cuerpo de baile se destacaba con coreografías del mismo calibre de las que armonizan las noches de Las Vegas. 

Te puede interesar

(Kevin Mazur for WireImage/Getty)

Después de ser ovacionada por el público que la aguardaba impaciente, la diva, que vestía un atuendo muy elaborado y que recordaba a las antiguas capas que utilizaban los hombres de época, interpretó su éxito Bitch, I´m Madonna y levantó a los asistentes de sus sillas con su peculiar estilo. 

Madonna no solo cautivó con su voz, sino también con sus movimientos y la escenografía de su espectáculo, que le permitió demostrar que es una experta en el pole dance junto a sus bailarinas que aparecieron vestidas de monjas sensuales.

Luego cantó Body Shop y apareció en el escenario subida en el capó de un carro antiguo. También entregó SecretHeartbreake City, sus grandes éxitos Like a Virgin, Sex y La isla bonita, entre otros temas incluidos en su más reciente producción Rebel Heart.  

No podía faltar la Madonna romántica, y así lo demostró haciendo gala de su magnífica voz para interpretar por primera vez en su gira Don´t cry for me Argentina y el tema francés La Vie en rose. En ambas interpretaciones la reina del pop mostró su dominio sobre la guitarra.  

(Kevin Mazur for WireImage/Getty)

Sin dudas Madonna prendió el Arena con un show en que derrochó talento. Miami disfrutó como nunca de la cantante, quien entre alabanzas no dudó en bailar, cantar y dirigirse a su público. 

"Necesitamos más corazones rebeldes en este mundo, gente que ame lo que hace y que sea capaz de luchar por lo que cree. Necesitamos más revoluciones de amor", expresó. 

Para concluir interpretó Hey Mr D.J. y Material Girl, ambas con coreografías imponentes en las que una vez más demostró que sigue siendo la reina de los escenarios.  

También aprovechó para felicitar a su hija adoptiva, Mercy James, quien subió al escenario mientras su madre, acompañada por el público, le cantaba Happy Birthday.

Luego se despidió con Holiday  perdiéndose en las alturas sostenida por una cuerda que la alejaba del escenario. Y así mientras se esfumaba poco a poco, la reina del pop reiteró su amor por la Capital del Sol con varios ¨We love you, Miami¨. 

Aquí un segmento del concierto que encantó al público de Miami.

 

 

 

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas