MIAMI— Era tan hermosa que dejaba sin palabras a hombres y mujeres. El paso de Marilyn Monroe por el cine dejó una huella indeleble en la historia de la pantalla grande y el arte en general. En varias ediciones de agosto de 1962, Diario Las Américas dedicó sus páginas a la "blonda" Marilyn Monroe, cuya muerte, a los 36 años, conmocionó al mundo.

Nació el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, y este jueves 4 de agosto se cumplen 60 años de su muerte por sobredosis de barbitúricos. La “rubia explosiva” del Hollywood de los años cincuenta se convirtió en un icono de la cultura pop. Aunque para ello debieron de transcurrir años desde que una muchacha que pasó la mayor parte de su infancia en hogares temporales, y hasta en un orfanato, se convirtiera en emblema de la revolución sexual de la época. Y es que, a pesar de participar en filmaciones que contravenían los principios morales imperantes en los Estados Unidos de su tiempo, o quizás por eso mismo, sus películas llegaron a recaudar el equivalente a 2 billones de dólares del año actual.

Te puede interesar

Ya antes incluso de convertirse en una estrella de la meca del cine, posó desnuda en una sesión fotográfica. Esto de por sí hubiera bastado para acabar con la carrera de más de una actriz. Pero no así con la de esta mujer que tuvo que luchar por cada paso desde la calle hasta la cumbre más alta del cine. Tal era el poder de su presencia en los albores de la mojigatería hollywoodense.

Durante la Segunda Guerra Mundial, mientras trabajaba en una fábrica, fue descubierta por un fotógrafo de la Primera Unidad Cinematográfica. Esta fue la principal unidad de producción cinematográfica del Ejército del Aire de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial; fue la primera unidad compuesta exclusivamente por profesionales del ámbito cinematográfico y produjo más de cuatrocientas películas propagandísticas así como filmaciones de entrenamiento.

Desde ese momento, a la actriz comenzaron a llegarle contratos de pequeño calado con Columbia Pictures y la 20th Century Fox. Poco después firmaría un contrato con Fox, lo que la llevaría a convertirse en una actriz popular.

Sus papeles en películas como “Los hombres las prefieren rubias” o “Cómo atrapar a un millonario” le otorgaron su conocida aura de rubia tonta. En el año 1953 sus imágenes desnuda ilustraban la portada del primer número de Playboy. No obstante, al sentirse encasillada en este rol, y además mal remunerada, rechazó un proyecto que condujo a su suspensión temporal con el estudio. Y aunque regresó para protagonizar “La tentación vive arriba”, su distanciamiento con la productora le condujo a fundar su propio estudio. Así como a dedicar más tiempo al estudio de la actuación del método.

Cuando Fox le concedió una mejora contractual, así como más control sobre sus papeles, actuó en “Una Eva y dos Adanes”, lo que le valió un Globo de Oro a la Mejor Actriz.

Su vida, como nos es representado a menudo en recreaciones cinematográficas, estuvo plagada de adicciones, trastornos anímicos y malas decisiones sentimentales. Es de imaginar que una industria de hombres, una mujer inteligente no lo tendría fácil. De ahí la popularidad de su matrimonio con el jugador de beisbol Joe DiMaggio, o la sorpresa que sacude a muchos cuando son conscientes de que otro de sus maridos fue el enorme dramaturgo Arthur Miller. Esto por no mencionar los romances susurrados con intelectuales como Albert Einstein o John F. Kennedy. E incluso alguien de ingenio tan afilado, e inmune a sus encantos, como Truman Capote, la describiría en varias ocasiones como una persona de una inteligencia oculta, que luchaba por mantener una voz propia, y que se encontraba, intento tras intento, más atrapada bajo la autoridad masculina y un paso más deprimida.

Hoy considerada por el American Film Institute como una de las más grandes leyendas femeninas del cine la Época de oro de Hollywood, por detrás de Greta Garbo y por delante de Elizabeth Taylor, la actriz pasaría a la historia, tristemente y a pesar de su lucha, como un icono sexual, como la conejita de Playboy o la amante del presidente Kennedy. Sin embargo, todos sabemos que fue mucho más. La incógnita que siempre nos quedaré es cuánto más pudo ser.

Marilyn Monroe vs. Norma Jeane Baker

Por estos días la rubia sexy de Hollywood regresa a la pantalla con “Blonde”, una película de Andrew Dominik, protagonizada por la actriz cubano-española Ana De Armas, y basada en el libro de Joyce Carol Oates (publicado en el año 2000). La cinta se estrena en Netflix el próximo 23 de septiembre y ya la salida del trailer ha generado expectativa, críticas y aplausos.

La película está producida por Brad Pitt y se suman al elenco Julianne Nicholson, Adrien Brody, Bobby Cannavale, Xavier Samuel y Evan Williams. Hay que destacar que, debido a las escenas de sexo que contiene la cinta, en Estados Unidos podrán verla solo mayores de 17 años. El filme busca mostrar esa costura entre la vida de luces de Marilyn Monroe y la intimidad dolorosa de Norma Jeane Baker.

Embed

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.92%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.39%
23079 votos

Las Más Leídas