jueves 1  de  diciembre 2022
CONTROVERSIA

Meghan tuvo prohibido ver a la reina Isabel en su enfermedad

Una fuente aseveró al diario británico "The Sun" que el rey Carlos III llamó a Harry para pedirle que acudiera solo a Balmoral

10 de septiembre de 2022 - 12:34

MIAMI.- El nuevo rey de Inglaterra exigió a su hijo menor, el príncipe Harry, que no acudiera al castillo escocés de Balmoral -lugar donde murió la reina Isabel II- en compañía de su esposa Meghan Markle. Así lo informó The Sun.

"El rey Carlos le dijo a Harry que no estaba bien que Meghan viniera a Balmoral a ver a la reina antes de morir. El príncipe Harry mostró una figura solitaria cuando dejó solo a Balmoral ayer por la mañana, ya que su padre, el nuevo rey, le dijo que no podía llevar a Meghan allí", reseñó el periódico británico.

Una fuente aseveró al diario que el rey Carlos III llamó a Harry para pedirle que acudiera solo a Balmoral, pues la familia real necesitaba compartir las últimas horas de la reina en la intimidad con los seres más cercanos.

"Se entiende que Harry estaba en Frogmore cuando Carlos III le dijo en una llamada telefónica desde el lecho de la reina que no llevara a Meghan con él a Balmoral. Una fuente dijo: 'Charles le dijo a Harry que no era correcto ni apropiado que Meghan estuviera en Balmoral en un momento tan triste. Se le señaló que Kate no iría y que los números realmente deberían limitarse a la familia más cercana. Carlos dejó muy, muy, claro que Meghan no sería bienvenida'", declaró dicha fuente a The Sun.

"A Harry también se le negó un asiento en el avión de la RAF (Real Fuerza Aérea) que llevó a su hermano, el príncipe William, y a sus tíos, el príncipe Eduardo y el príncipe Andrés, a Escocia", agregó el periódico.

Por otra parte, el duque de Sussex fue el primer miembro de la familia real que abandonó el castillo de Balmoral, tras darse a conocer el fallecimiento de la reina el pasado jueves, 8 de septiembre.

"El duque de Sussex fue el primer miembro de la realeza en abandonar la propiedad escocesa y fue el último en llegar después de que voló cuando surgieron las noticias sobre el deterioro de la salud de su abuela", detalló The Sun.

Embed

Las últimas horas de Isabel II, fallecida a los 96 años, comenzaron con un breve pero inquietante comunicado y un viaje de sus hijos y nietos a su lecho de muerte en Escocia, al que aparentemente algunos no llegaron a tiempo.

A las 12h32 (11h32 GMT) del jueves, un inusual parte médico difundido por el Palacio de Buckingham anunciaba que la reina estaba bajo supervisión médica, pero que permanecía cómoda en su residencia de verano en Escocia, el castillo de Balmoral.

El anuncio provocó conmoción en el Parlamento, donde los diputados se habían reunido para escuchar a la nueva primera ministra, Liz Truss, presentar sus multimillonarias medidas contra la crisis energética que sacude al país.

A los pocos minutos, la oficina del heredero, el príncipe Carlos, anunció que este y su esposa Camila, que ya estaban alojados en otra casa del gran dominio real de Balmoral, habían llegado al castillo.

FUENTE: REDACCIÓN

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar