Por: Ricardo Brown

He estado rastreando información sobre las canciones del repertorio del concierto que presentarán el sábado 7 de Julio a las 8 p.m. en el Miami-Dade County Auditorium mis amigos, el pianista José Negroni y el violinista Federico Britos, junto a un grupo de destacados músicos. Los invito al concierto. Defendamos la cultura. Me ha llamado mucho la atención el tema María Cervantes, un tema emblemático del jazz latino del legendario pianista, director de orquesta y compositor puertorriqueño Noro Morales.

Está basado en la famosa pianista, cantante y compositora cubana María Cervantes. Noro Morales conoció a María Cervantes en un viaje que hizo a Cuba en 1950. Noro, como músico de formación clásica, conocía la obra de Ignacio Cervantes, el padre de María. En una visita a la casa de María, ella le entregó unas partituras de música que había escrito. Una vez de regreso en Nueva York, Noro desarrolló el tema María Cervantes, que –repito- es un clásico del Latin Jazz.

María Cervantes. Era la única hija de Ignacio Cervantes y su esposa, Amparo Sánchez, que tuvieron 13 hijos varones. O sea, era la única niña entre catorce hermanos. María, además de su padre, tuvo como maestro de piano al puertorriqueño Gonzalo Núnez, que había sido alumno de Ignacio Cervantes y se quedó a vivir en Cuba. Qué curioso, ¿no? Un boricua -Gonzalo Sánchez- fue maestro de María Cervantes y otro puertorriqueño –Noro Morales- la inmortalizó en un tema emblemático del jazz latino.

Por cierto, María Cervantes a su vez fue maestra del legendario Bola de Nieve, Ignacio Villa. Bola de Nieve decía que María Cervantes había sido su mayor influencia.

María fue una suerte de feminista, muy adelantada a su tiempo. Otra cosa que averigüé es que su segundo marido, que era muy celoso, asesinó a uno de los fervientes admiradores de María. Algún día alguien tendrá que escribir una novela sobre María Cervantes. Por ahora, tenemos el tema que compuso Noro Morales y que José y Federico presentarán el sábado 7 de julio en el Miami-Dade County Auditorium con modernisimo y un arreglo impecable.

Investigando también descubrí cosas maravillosas del compositor cubano Ernesto Grenet.

“Drume Negrita “es el tema más famoso de Grenet. Hay quienes creen, equivocadamente, que es obra de su hermano, Eliseo Grenet, quien fuera compositor de muchísimas canciones famosas, entre ellas “Ay, Mamá Inés” y “Lamento cubano.” Pero “Drume Negrita” fue compuesta por el menor de los tres hermanos Grenet, todos ellos genios de la música.

Ernesto Grenet era pianista, baterista y compositor. Nació en 1908 en La Habana y murió en Miami en 1981. Eliseo, el mayor de los Grenet nació en 1893 y murió en 1950. Emilio, el segundo de los hermanos Grenet, vivió muy poco tiempo. Nació en 1905 y murió en 1941, cuando solo tenía 36 años. Emilio, siendo muy joven fue atacado, en una playa habanera, por un tiburón que le arranco una pierna y un brazo. Sobrevivió, pero su salud quedó quebrantada.

Pero regresemos a Ernesto Grenet, quien escribió “Drume Negrita” en 1942, un año después de la muerte de su hermano Emilio.

La vida de los hermanos Grenet es sumamente interesante. Eliseo, el hermano mayor, tuvo que huir de Cuba a finales de la década de los veinte o principios de los treinta por temor a ser asesinado por la dictadura de Gerardo Machado. Eliseo Grenet había escrito “Lamento cubano,” como una suerte de canción en protesta contra Machado. Eliseo primero huyó a España, pero terminó en París, donde muy pronto se le unió su hermano menor, Ernesto.

En Paris, Eliseo y Ernesto trabajaron en un club nocturno con una orquesta que dirigía el trompetista cubano Julio Cueva. Eliseo era el pianista y Ernesto era el baterista. El dueño del club nocturno parisino, por la popularidad que llegaron a alcanzar aquellos músicos cubanos, le cambió el nombre a su club (no he podido averiguar cuál era el nombre original) y le puso La Cueva en honor a Julio Cueva. De ahí es que surge la denominación de “las cuevas de Jazz” de París, con la cual se definía (y se sigue haciendo) a los clubes de jazz en la Ciudad Luz, que junto a Nueva York y Nueva Orleans es una de las grandes capitales del jazz. Yo imagino que Julio Cueva y los hermanos Grenet tienen que haber conocido al guitarrista Django Rheinhart y el violinista Stephan Grapelli en aquellos tiempos. Rheinhart y Grapelli son leyendas del jazz.

Hoy en día, uno de los centros de jazz más populares en Paris es Le Caveau de la Huchette, que está en el Barrio Latino. El trompetista Julio Cueva y los hermanos Eliseo y Ernesto Grenet jamás estuvieron allí. Le Caveau de la Huchette , aunque está en un edificio construido en el siglo XVI, no abrió sus puertas hasta 1949, cuando Cueva y los hermanos Grenet ya se habían marchado de París. Pero el hecho es que ese club de jazz se llama así por un cubano, Julio Cueva.

Cuando estalla la Guerra Civil en España, en 1936, Julio Cueva, Eliseo y Ernesto Grenet salen de París y se incorporan en las fuerzas republicanas. Ernesto Grenet, el compositor de “Drume Negrita,” murió aquí en Miami en 1981. Tenía 73 años.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas